90 minutos para Muriel

Noticias destacadas de Fútbol Internacional

El lunes en el estreno del nuevo panel e imagen de Espn FC, sostuvimos una interesante conversación sobre la actualidad de los jugadores colombianos en europa. El invitado Hernán el “Bolillo” Gómez además se sumó con argumentos muy interesantes a la discusión. Coincidimos en algunos puntos como en la falta de formación y personalidad del futbolista de hoy y no tanto en temas de velocidad en el ritmo y trascendencia. Yo sigo con la mía de excusar nuestras penas en los errores y ausencia de formación que no le permiten al deportista ser considerado con todas las letras de alto rendimiento. Sin embargo y así no lo compartan el “Bolillo” y mis compañeros de set que tienen sus argumentos, sí somos un país exportador de talento al mundo y para la muestra uno de los mas destacados es Luis Fernando Muriel.

Sus números son muy buenos actualmente, con 11 goles en 19 partidos, en los que casi siempre es suplente, es decir, tiene menos margen para anotar y, sin embargo, consigue hacerlo con gran frecuencia.

Es verdad, los hace en el Atalanta, que no es un club grande de Italia, a pesar de sus años de historia, y esto no le resta mérito, al contrario, le suma dificultad en mi concepto, porque no tiene al lado a superestrellas ni mucho menos. Ha tenido que luchar contra el hecho de no ser considerado titular en una escuadra que tampoco le va mal cuando no es inicialista vulnerando el arco contrario, pero esa circunstancia le resta credibilidad. Luis, que viene de una familia bien constituida sin lujos, pero que no tuvo grandes carencias como la mayoría de nuestros futbolistas, siempre ha tenido sus objetivos bien trazados.

Desde que salió de Santo Tomás, gracias al ojo privilegiado de Agustín Garizábalo y el apoyo de los suyos, entendió que su futuro iba a estar en el primer mundo. En el Júnior no lo valoraron y fue el Cali el que le abrió las puertas con las llaves de su scout estelar, y de ahí a su destino, entrando por el Udinese, lo mantiene en su lugar en el mundo, el Calcio. Cuando se pide formación antes de dar el salto, hay que recurrir al ejemplo del atlanticense. No es lo mismo llegar al Viejo Continente sin experiencia ni partidos en la Liga colombiana que hacerlo de la manera que llegó el goleador de la Diosa con proceso y una casa paterna organizada. Un “Cannoniere” que merece 90 minutos por partido, la confianza de ser primera guitarra.

Es cierto que desde el banco entra bien, pero es impreciso afirmar que no tiene tanque para actuar desde el vamos. Ya ha demostrado en las pocas oportunidades que le da Gasperini para actuar desde el inicio que también hace goles en los primeros tiempos, el tema es que al DT le gusta jugar con él o con Duván Zapata, no con los dos, y ahora menos que se recuperó Ilicic para la competencia y es entendible en un sistema que él acomodó para un solo punta. Pero de ahí a encasillar a Luis con que no puede rendir un partido completo o que no debe jugar con otro centrodelantero, hay una gran distancia.

Para terminar, después de dejar claro mi concepto sobre Muriel, que estoy seguro será pieza clave de Reinaldo Rueda, sigo creyendo en el futbolista nuestro a pesar de que se viven momentos difíciles como ya lo hemos conversado con ustedes. Que no estén en los equipos más grandes no me trasnocha, prefiero que tengan roles protagónicos en los terrenales a “peinar la leona” en los galácticos.

Comparte en redes: