Don Falcao

Noticias destacadas de Fútbol Internacional

Ayer cumplió 35 años el Tigre de la samaria. Nuestro máximo goleador hasta hoy de la selección y el mejor 9 que hemos tenido en estas tierras. No es cuestión de gustos solamente o preferencias caprichosas, los números siempre lo respaldan. Conseguir 246 goles en Europa, ser el máximo cañonero de la UEL, haber sido considerado el mejor delantero centro del mundo en 2012 y posicionado quinto ese mismo año en la clasificación del Balón de Oro, marcar en finales y partidos fundamentales, vencer a los principales porteros de todas las latitudes y, además, ser dueño de una estética y una calidad única para definir son razones para seguirlo aplaudiendo hasta que nos duelan las manos.

Desde que fue campeón con Colombia sub-20 en el Suramericano del Eje Cafetero, al mando de Eduardo Lara, siempre ha estado y rendido para la camiseta amarilla. Sus goles nos llevaron a los Mundiales de Brasil y Rusia, donde nos regaló una joya contra los polacos. Lo quiero presente, así no sea titular, en el combinado de Rueda. Sus capacidades y olfato no se pueden despreciar y menos con lo difícil que se nos hace históricamente vulnerar el arco contrario. Ya lo demostró otra vez ante Chile el año pasado, poniendo el 2-2 en el momento justo. Es absolutamente normal que hay que irlo llevando fecha a fecha dependiendo de su condición física, que últimamente lo viene traicionando. A pesar de que es un adonis, tiene varias lesiones y operaciones a su haber que no le permiten estar tranquilo, pero siempre vuelve de esas dolencias con más para dar. Soy un convencido de que tiene con qué ir a Catar. Además, necesitamos que colabore para poder llegar al tercer mundial consecutivo después del bache de finales del siglo pasado y primera década del XXI.

Su liderazgo positivo va a aportar. Nunca un mal comentario en su entorno, ejemplo en todo el sentido de la palabra. Para este momento, en el que hay que recuperar anímicamente a un grupo que se comió nueve goles en dos partidos y para la transición al nuevo entrenador, será todavía más capitán. Reinaldo necesita soportarse en jugadores con su trayectoria y trascendencia para levantar el equipo de tremendo porrazo. Radamel representa el modelo del deportista colombiano que hay que tratar de producir permanentemente. No son solamente sus anotaciones, su habilidad y la condición técnica, es la inteligencia en la cancha y fuera de ella, la manera como declara y actúa. Claro que se equivocacomo cualquier ser humano en algunas decisiones, pero sabe corregir sin daños colaterales. Ni hablar de su intachable manera de llevar la vida privada, con una familia bellísima y la mejor imagen para cada faceta. Parece diseñado por Walt Disney. Feliz cumpleaños Tigre querido, gracias por todas las alegrías que nos ha entregado y por las que vienen, porque todavía hay mucho para seguir dando. Hemos sido muy afortunados al ser testigos de su carrera y de sus logros emparentados siempre a este país que no sabe tener ni cuidar a sus ídolos como se debe. ¡Grande, Falca!

Comparte en redes: