¿Las mujeres y los hombres deberían ganar lo mismo en el fútbol?

Reformas que impulsen la igualdad de género en este deporte parecen estar lejos de ser una realidad. En un mundo ideal, la FIFA y las federaciones locales se pondrían de acuerdo para que no haya más discriminación.

La volante Megan Rapinoe demandó a la Federación de Fútbol de Estados Unidos porque las mujeres ganan menos que sus colegas hombres.AFP

¿Cuánto ganó la selección de Francia en Rusia 2018 después de imponerse en la final? El botín para jugadores, cuerpo técnico y directivos fue de 38 millones de dólares. Si dicho monto se repartiera en partes iguales entre los 23 futbolistas galos, la división de la calculadora indica que a cada uno le correspondería aproximadamente de a 1 millón seiscientos mil dólares.

El pasado 7 de julio, la selección femenina de Estados Unidos repitió la misma gesta. En un mundial atravesado por la política, el feminismo y la militancia a favor de los derechos de la comunidad LGBT, las norteamericanas ratificaron su condición de favoritas para obtener el título. Se impusieron 2 a 0 en la final a las holandesas, con goles de Rose Lavelle y Megan Rapinoe, la emblemática capitana de pelo corto.

Según el New York Times, el premio para cada jugadora campeona fue de 250 mil dólares, cifra que es inmensamente inferior a la que percibe un hombre por levantar la copa.

 La suma de dinero de las campeonas es significativa en cualquier nación. Sin embargo, entraña una injusticia que es insoslayable.  La capitana Rapinoe es una de las voces fuertes que cuestiona el machismo salarial en el fútbol internacional. Una vez pisó suelo estadounidense, en medio de la celebración en la ciudad de Nueva York, la volante no se dejó distraer por los aplausos del público.

Micrófono en mano, dijo lo siguiente: "creo que ya estamos hartas de cuestionamientos como: ¿lo valemos? ¿Deberíamos recibir el mismo pago? ¿El mercado es el mismo? Nosotras (todas las jugadoras, cada una de las futbolistas en esta Copa del Mundo) dimos el espectáculo más increíble que se pudiera pedir. No podemos hacer nada más para impresionar más, ser mejores embajadoras, soportar más, jugar mejor, hacer cualquier otra cosa. Es momento de llevar esta conversación al siguiente nivel".

Su denuncia tiene simpatizantes y detractores por igual. Cesar Augusto Londoño, de Caracol Radio, sostiene que “es muy difícil que el fútbol femenino pueda pedir igualdad de condiciones, pero sin duda que ha ganado terreno”. El periodista reconoce que “el reciente Mundial nos tuvo a todos pendientes, fue trascendental y eso está muy bien porque las mujeres poco a poco deben ir ganando terreno en donde antes no lo tenían”.

¿Qué podemos hacer los aficionados? Además de adherir a los reclamos de las mujeres a la FIFA y las federaciones locales, saber que la desigualdad también está enquistada en el deporte es un paso pequeño para dimensionar lo que estamos consumiendo. El fútbol es tan apasionante como injusto y, si queremos seguir entreteniéndonos con él, vayamos al estadio a ver a los hombres y a las mujeres. Priorizar uno más que a otro es discriminar.  

Ada Hegerberg vs. Lionel Messi

 La noruega Hegerberg es la mejor futbolista en la actualidad. Los 400.000 euros (1.400 millones de pesos aproximadamente) que anualmente gana parecen pocos al lado de los 130 millones de euros que percibe su colega Lionel Messi.

Según el diario español ABC, Hegerberg recibe 325 veces menos que el argentino. La enorme diferencia salarial es uno de los tantos techos de cristal que deben enfrentar las futbolistas en el mundo. 

870391

2019-07-11T11:09:45-05:00

article

2019-07-11T15:07:05-05:00

ctorres_250930

none

Alberto Ochoa Mackenzie

Fútbol Internacional

¿Las mujeres y los hombres deberían ganar lo mismo en el fútbol?

67

3625

3692