Colombia enfrenta a Chile en la Copa América femenina

Leicy Santos: “Aún nada se ha perdido”

Noticias destacadas de Fútbol Internacional

La volante de Independiente Santa Fe confía en un triunfo frente a Chile este jueves, que les permita a las Superpoderosas pelear la clasificación al Mundial de Francia 2019 y los Olímpicos de Tokio 2020.

A pesar de que su mamá la vestía como una princesa, Leicy Santos se le volaba todas las tardes para jugar al fútbol en las calles de su natal Lorica (Córdoba).

Su talento muy pronto se hizo notar y la familia no dudó en apoyarla. Llegó a Bogotá de la mano del técnico Pedro Rodríguez y rápidamente se ganó un lugar en las selecciones colombianas de menores.

El año pasado fue una de las figuras de la primera Liga Femenina Profesional, en la que se coronó campeona con Independiente Santa Fe.

De hecho, el día de la final contra el Huila marcó el gol de la victoria, nada menos que ante 35.000 espectadores. Cumplió el sueño de todo futbolista.

Ahora hace parte del equipo de mayores que disputa la Copa América en Chile y que juega hoy con las anfitrionas desde las 4:30 p.m. (Gol Caracol), su segundo duelo del cuadrangular final del torneo, que entrega cupos al Mundial de Francia 2019 y los Juegos Olímpicos de Tokio en 2020.

El lunes pasado, las Superpoderosas cayeron sorpresivamente ante Argentina (3-1), por lo que necesitan una victoria para seguir luchando por los tiquetes para los próximos torneos internacionales.

Terminaron invictas la fase de grupos, con tres triunfos y un empate. ¿Cómo asimilaron la derrota ante Argentina?

Nos dolió. Nos pegó fuerte porque nos sentíamos muy bien, pero sabemos que quedan seis puntos (Chile y Brasil) por disputar y tenemos que salir con la convicción de ganar. Aún nada se ha perdido.

¿Qué han hecho para superar el mal momento?

Después de tantas concentraciones nos hemos vuelto una familia. Somos muy unidas, nos divertimos, compartimos y vamos a salir de esto juntas. Llegamos con mucha madurez al torneo y sabemos que todavía está en nuestras manos lograr los objetivos que nos propusimos. Lo de Argentina tenemos que dejarlo atrás, eso sí, corrigiendo los errores que cometimos.

¿En qué ha evolucionado el fútbol femenino con la Liga Profesional y qué le sigue faltando?

Hemos crecido mucho. Tenemos competencia, nos podemos dedicar de lleno a esto. Aparte tenemos estabilidad económica. Hay cosas por mejorar. Ojalá el torneo no sea sólo de un semestre, porque juegas seis meses y quedas quieta otros seis. Las niñas que vienen atrás van a encontrar una plataforma para cumplir sus sueños y eso es muy importante.

Estuvieron un año sin entrenador. ¿Siente que todavía no tienen el apoyo que merecen?

La Federación esta vez nos dio más preparación, y con buenos resultados de a poco nos vamos ganando un espacio. Falta, pero también somos conscientes de que hay selecciones que están peor. Así como carecemos de muchas cosas, debemos agradecer otras que nos han dado.

Hace unos años se les escapó el título de la Copa América. ¿Creen que esta es la revancha?

Esa vez también nos tocó cerrar contra Brasil. Ya llegábamos clasificadas al Mundial y los Olímpicos e íbamos a competir por el título. Era una final. Pero es una historia diferente a la que vivimos hoy en día. No teníamos en nuestros planes perder el partido del lunes ante Argentina. Ahora nuestro objetivo es ganarle a Chile y luego soñar con clasificar al Mundial. Si llega con título incluido, maravilloso.

Su familia dejó todo por apoyarla, creyó en su talento y se fue para Bogotá. ¿Valió la pena todo ese sacrificio?

Mi familia dejó todo en Lorica por ayudarme a cumplir un sueño que por momentos se desvanecía. De verdad es algo que les agradeceré siempre de corazón a mis papás y mi hermano. Creyeron en mí cuando nadie más lo hacía. Jamás voy a tener cómo recompensarles eso. Por ahora, sólo espero darles lo mejor. Ellos ahora están nuevamente en Lorica y los ayudo económicamente en lo que puedo. Tienen mejores condiciones de vida, pero la recompensa que tengo es que estén orgullosos de mí. Cuando viajamos a ciegas a Bogotá, nos unimos más que nunca y nos focalizamos en sacar esto adelante. Por fortuna lo logramos.

¿Todavía hay machismo en el fútbol?

Todas sufrimos por el machismo y la discriminación en algún momento, todas tuvimos que jugar con niños y romper estereotipos. Pero hay que reconocer que eso ha mejorado, la gente se ha culturizado más y hoy acepta a las mujeres en el fútbol sin tantos prejuicios.

Comparte en redes: