Lejos de un acuerdo: Franco Armani aclaró que aún no es jugador de River Plate

Además, el representante del futbolista argentino confirmó que las pretensiones económicas de Atlético Nacional son más altas de lo que está dispuesto a dar el conjunto millonario.

Armani lleva siete años vistiendo la camiseta de Atlético Nacional. Es tiempo de cambiar. AFP

La historia entre Franco Armani y River Plate ya tiene varios capítulos escritos. Y la novela continúa. Luego de que este lunes el portero argentino mostrara su deseo de volver a su país por intermedio de una carta publicada en sus redes sociales, el jugador aclaró este martes que aún continúa siendo parte de Atlético Nacional. Y su representante confirmó que aún no hay acuerdo entre ambos clubes por las elevadas pretensiones económicas del elenco antioqueño. 

"Quiero aclarar que mi comunicado es un deseo y aún no hay nada definido. Falta el acuerdo entre las instituciones, ojalá se dé pronto", fue el mensaje que colgó Armani en su cuenta de Instagram. 

Así mismo, Martín Aráoz, su agente le señaló a Fox Sports que el acuerdo "es difífil porque Nacional quiere sus números y defender su arquero. Veremos que sucede hoy que los presidentes van a hablar de nuevo. Nuestro deseo es que el fichaje se concrete". El cuadro rojiblanco ofreció dos millones de dólares por el guardameta, los verdolagas piden cuatro. 

En la carta, Armani señaló su deseo de jugar el Mundial de Rusia 2018 con Argentina y confesó que en River Plate está un paso más cerca de traducir ese anhelo en realidad. Además, se disculpó con la hinchada de Nacional por admitirle a la barra brava del club, Los del Sur, que nunca se iría del equipo. 

Ese texto también fue un llamado del jugador a la directiva de Atlético Nacional para que le den luz verde para partir y lleguen a un acuerdo con River Plate. El conjunto dirigido por Marcelo Gallardo busca con urgencia un portero de renombre, pues desde que Marcelo Barovero se fue del equipo, nunca encontraron su reemplazo. Augusto Batalla, quien se apuntaba como su sucesor natural, no dio la talla. Así como tampoco lo hizo el segundo arquero, Germán Lux