Elecciones 2018: Colombia elige presidente

hace 4 horas
Llegar a cuartos, difícil, no imposible

Los retos de Colombia en Rusia 2018

El equipo dirigido por José Pékerman enfrentará en la fase de grupos a Japón, Polonia y Senegal. Si avanza a la segunda ronda podría jugar contra Inglaterra o Bélgica.

Falcao y David Ospina celebran la clasificación al Mundial de Rusia 2018.AFP

De la mano del técnico José Pékerman Colombia jugará su segundo Mundial de Fútbol consecutivo, el sexto en la historia, después de Chile 1962, Italia 1990, Estados Unidos 1994, Francia 1998 y Brasil 2014. Bajo las órdenes del entrenador argentino los futbolistas colombianos lograron la hazaña de llegar a cuartos de final tras ganar cuatro partidos en línea, con James Rodríguez como figura y a la postre goleador del torneo.

La vara quedó muy alta y superarla no será nada fácil, especialmente porque el rendimiento del equipo en la eliminatoria suramericana y las Copas América de 2015 y 2016 no fue bueno.

Pero ahí está el reto. Superar el mal momento y devolverles la confianza a la afición y al propio grupo de jugadores. ¿Qué debe hacer el técnico José Pékerman? ¿Tiene cómo lograrlo? ¿Cómo deberá afrontar la Copa Mundo?

La experiencia cuenta mucho y es algo que el estratega de 68 años tiene de sobra. El de Rusia será su tercer Mundial de mayores y de los dos anteriores habrá aprendido lecciones importantes.

Con respecto al plantel que deberá definir a más tardar el 23 de mayo, tiene la ventaja de que lleva siete años trabajando con una base de futbolistas que ya tienen claras sus ideas y filosofía, que conocen su estilo de trabajo y saben interpretar sus conductas.

David Ospina, Santiago Arias, Cristian Zapata, Abel Aguilar, Carlos Sánchez, Juan Guillermo Cuadrado, James Rodríguez y Carlos Bacca, ocho de los que serían fijos en la lista de 23 elegidos para Rusia, estuvieron en Brasil y ese bagaje pesará mucho. Además, a ellos se suman jóvenes que están pasando por un gran momento como Dávinson Sánchez y Yerry Mina. La figura de Radamel Falcao García también será importante. Aunque se perdió el Mundial pasado por una delicada lesión, retomó su mejor forma y es el gran referente del equipo, el líder, a quien todos le creen. Rusia 2018 fue una de sus grandes motivaciones para recuperarse después de varios años de altibajos y pocos minutos en sus clubes. El Tigre seguramente se cuidará más que nunca y buscará llegar con ritmo de competencia, algo que tiene garantizado en el Mónaco, club en el que es la figura.

Sin embargo, la lista de mundialistas no está cerrada. Pékerman deberá buscar jugadores que les den soluciones a los problemas que tuvo la selección durante la eliminatoria. Laterales confiables, por ejemplo. Alternativas para Santiago Arias y Frank Fabra. También volantes creativos que puedan aportar en momentos de incertidumbre. Ahí, Gio Moreno y Juan Fernando Quintero no se han podido consolidar.

En ataque, el regreso de Falcao fue un bálsamo para el equipo, pero tampoco es que abunden los goleadores, aunque Carlos Bacca y Teófilo Gutiérrez rinden en sus respectivos clubes.

Favorecido en el sorteo

A pesar de la incredulidad de la afición, que hace un par de semanas no veía posible igualar o superar la actuación de Brasil 2014, cuando la selección avanzó hasta cuartos de final y terminó en la quinta posición, el sorteo del viernes hizo renacer las esperanzas. La suerte le sonrió al equipo nacional que quedó en un grupo accesible.

De los ocho cabezas de serie, Polonia era el más débil y al que todos querían enfrentar, aunque clasificó como primera del grupo E de la Uefa, con 25 unidades, producto de ocho victorias, un empate y solamente una derrota, para un rendimiento del 83 %. Su gran figura es el delantero del Bayern Múnich, Robert Lewandowski.

Será el octavo Mundial para los polacos, que fueron terceros en Alemania 1974 y España 1982. Por su parte, Senegal se clasificó a Rusia después de jugar nuevamente el polémico partido que la FIFA invalidó ante Sudáfrica, pues el árbitro del primer compromiso admitió haber incidido en la victoria de los Bafana, Bafana. Contra muchos pronósticos ganó y se aseguró el primer lugar del Grupo D de África, con 14 puntos (cuatro triunfos y dos empates), para un rendimiento del 77,7%). El gran referente de esta selección es el delantero del Liverpool inglés, Sadio Mané.

Senegal solamente ha jugado un Mundial, el de Corea y Japón 2002, cuando llegó hasta cuartos de final y quedó séptimo. Por último está Japón, que asistirá a su sexta Copa del Mundo consecutiva. Fue noveno en 2002 y 2010.

En las eliminatorias rumbo a Rusia fue el mejor de la zona B asiática, con 20 unidades (seis victorias, dos empates y dos derrotas), para un 66,6 % de rendimiento.

Con Shinji Kagawa (Borussia Dortmund) como referente, revivirá la confrontación que tuvo con Colombia en Brasil 2014, cuando fue goleado 4-1.

Una de las grandes ventajas que tendrá nuestro país frente a esos tres rivales en la fase de grupos es que no tendrá que realizar grandes desplazamientos.

Enfrentará a los nipones el 19 de junio en Saransk. El 24 jugará contra Polonia en Kazán y el 28 se las verá con Senegal en Samara. Esas tres ciudades quedan a menos de una hora de vuelo del sitio de concentración que tiene en mente el cuerpo técnico, un moderno complejo hotelero y deportivo muy cerca de Kazán. En los próximos días la Federación Colombiana de Fútbol deberá cerrar el negocio y anunciar la sede durante el Mundial, pues ya se sabe que los 20 días previos realizará trabajos en Alemania.