Mbappé: “Hubo cosas que pasaron para que yo saliera del Mónaco”

El delantero francés, de 18 años, fue presentado como nuevo jugador del París Saint Germain. Durante el acto, el presidente del club, Nasser Al-Khelaifi, habló sobre la investigación que anunció la Uefa por posible incumplimiento del 'fair-play' financiero.

Kylian Mbappé (d) durante su presentación como nuevo jugador del París Saint Germain, junto al presidente del club, Nasser Al-Khelaifi.AFP

"Era importante para mí regresar a París", indicó Kylian Mbappé, el prodigio de 18 años del fútbol francés que ha dejado el Mónaco para jugar en el París Saint-Germain, este miércoles en su presentación con el club de la capital francesa, donde nació y creció.

"Yo tenía la perspectiva de seguir en el Mónaco al final de la temporada pasada, había dado prioridad a quedarme en el Mónaco, pero hubo cosas que pasaron que me hicieron cambiar de opinión", señaló el atacante, que creció en Bondy, en las afueras de París.

"Sé que mucha gente se pregunta porqué (sale del Mónaco), es comprensible. Ahora es el momento de hablar únicamente del PSG. No fue una 'fractura' con los dirigentes del Mónaco, tengo mucho respeto por el vicepresidente Vadim (Vasilyev), es un hombre notable. Pero hay cosas que ya contaré, lo sabrán pronto", añadió.

Mbappé, con mucho humor, agradeció a "sus abogados, que se estrujaron la cabeza en los últimos tiempos por una buena causa", haciendo referencia al montaje económico edificado para que pudiera jugar en el PSG.

El joven, cedido por el Mónaco al PSG una temporada con una opción de compra estimada por la prensa en 180 millones de euros, se convirtió en el jugador francés más caro de la historia. Solo Neymar, que pasó del Barcelona al PSG por 222 millones, le supera.

La UEFA abrió el viernes una "investigación formal" al PSG por posible incumplimiento del 'fair-play' financiero tras estos dos grandes traspasos, que provocaron un terremoto en el fútbol mundial.

Vestido con un traje y sentado junto al presidente del PSG Nasser Al-Khelaifi, Mbappé insistió este miércoles en que "la ambición" de su nuevo club fue otra de las razones que le llevaron a optar por el cambio.

"Es uno de los mejores clubes del mundo, es muy ambicioso, desea convertirse en el mejor, poniendo todos los ingredientes para completar un proyecto lo antes posible. Eso era importante para mí", dijo.

A continuación valoró su traspaso desde una perspectiva personal: "También era importante no irme de Francia después de únicamente seis meses al máximo nivel y regresar a la ciudad en la que nací y crecí".

Los periodistas también le preguntaron por su nuevo estatus en el PSG, en el que podría formar una delantera de lujo junto a Neymar y el uruguayo Edinson Cavani. "Mis educadores y mi familia me han preparado para lo que pueda pasar, estoy delante de ustedes y por ahora lo llevo bien, pero llegarán momentos difíciles", dijo el internacional francés.

"Hay que ser humilde y comenzar aprendiendo. Aquí hay jugadores que han ganado casi todo, será una experiencia enriquecedora. Tengo mucho que aprender y que probar", añadió.

 

“No tenemos nada que esconder”

 

"No tenemos nada que esconder", señaló el presidente del París Saint-Germain Nasser Al-Khelaïfi, este miércoles en la rueda de prensa de presentación de Kylian Mbappé, después de que la UEFA iniciara una investigación por posible incumplimiento del 'fair-play' financiero.

"Tenemos mucha confianza en nuestra posición y en nuestros fichajes. La UEFA puede hacer como quiera, pero hemos hecho todo de manera transparente. No tenemos nada que esconder, no tenemos necesidad de esconder cosas", explicó Al-Khelaïfi.

El PSG fichó a Neymar pagando al Barcelona los 222 millones de euros de la cláusula de rescisión del delantero brasileño y por la cesión con opción de compra obligatoria de Mbappé pagará otros 180 millones, incluidos los bonus, lo que han convertido a estas dos operaciones en los fichajes más caros en la historia del fútbol.

La investigación de la UEFA analizará "la conformidad del club con la exigencia del equilibrio financiero, en particular tras su reciente actividad de fichajes".

Desde 2010, y por impulso de su entonces presidente Michel Platini, la UEFA tiene un mecanismo llamado 'fair play' financiero (FPF), con el que pretende evitar que los clubes de fútbol de su continente se financien mediante deudas.

"Respetamos todos los reglamentos de la UEFA y de la FIFA. Si otros clubes no están contentos, no es nuestro problema. Mi interés es alcanzar nuestros objetivos", señaló el presidente del PSG, que abriría las puertas de su despacho a la UEFA "con gran placer".

últimas noticias