Entrevista con Juan Camilo Hernández

“Me veo en Catar 2022”: ‘Cucho’ Hernández

Con apenas 18 años, el pereirano es la gran revelación de la segunda división del fútbol español, con 10 goles y dos asistencias en 15 partidos con el Huesca.

Juan Camilo Hernández es la revelación de la Liga española de segunda división. Ha marcado 10 goles en 15 partidos. @SDHuesca

Tiempos de ensueño. Desde su presentación, el 19 de julio pasado, en el Huesca de la segunda división española, hasta hoy, han pasado 124 días. Los suficientes para que Juan Camilo Hernández esté en boca de los principales medios españoles y ya se hable de un interés del FC Barcelona por contar con sus servicios.

El Cucho registra 10 goles y tres asistencias en 15 partidos de la Liga 123. Es el jugador revelación del torneo y su equipo es líder y uno de los firmes candidatos a ascender a primera división.

Junto a Gonzalo Melero, un centrocampista que jugó en las divisiones menores del Real Madrid, ha conformado una de las duplas más letales de Europa. Ambos han participado directamente en 24 goles en 15 partidos del Huesca. Y juegan en segunda.

El cuadro rojinegro, que lleva varias temporadas rasguñando el ascenso, es líder solitario de la Liga 123 con 29 unidades, tres más que el Lugo. En suelo aragonés se respira un aroma de primera división con la incorporación del atacante colombiano.

Los inicios de “El Cucho”

Juan Camilo nació en el barrio Las Mercedes de Pereira. Su papá, Néstor Fabián Hernández, y su mamá, Yanet Suárez, son amantes del fútbol. Ambos jugaron a nivel aficionado. De hecho, su relación comenzó en un torneo de microfútbol, en el que el equipo de Néstor fue campeón y Yanet fue la goleadora de la rama femenina. Néstor soñó con ser futbolista. Pese a ser un delantero destacado del fútbol aficionado de Risaralda, no halló un trampolín para sobresalir.

La vida de Juan Camilo es la encarnación vívida de un padre que traduce sus sueños sin saldar en los de su hijo. Y pese a los vaivenes de una nevera austera, Néstor nunca permitió que a su Juan Camilo le faltara un plato de comida y el pasaje del bus para ir a entrenar. Era jardinero, vendía huevos, pollo, carne, pulpa de fruta, “lo que me tocara”. Incluso fue árbitro en torneos aficionados de Risaralda. Un todero de la vida.

Lo que sembró entre gotas de sudor, lo cosecha entre cantares y gritos de gol. Diez para ser exactos. Y sigue contando.

“Yo nunca quise trabajar en una empresa, ni me quise ir fuera de Pereira. Preferí trabajar en la calle, haciendo lo que tocara para poder tener tiempo por las tardes y dedicarme a Juan Camilo, rememora el padre del crack, que con apenas 15 años debutó en el Pereira y con 16 ya tenía el 10 en su espalda, era capitán y se consagraba goleador de la Primera B, con 20 anotaciones.

A Juan Camilo le dicen El Cucho porque desde que tenía dos años su padre le rapaba la cabeza y lo comparaban con el volante argentino Esteban Cuchu Cambiasso. También le decían que su apariencia lo hacía ver más viejo y con cara de pocos amigos.

Lo hacía ver, porque en la realidad el exjugador de la selección colombiana sub-20 y el América de Cali es una persona amable y tranquila. Sabe que la fama tiene sus espinas, por eso desde sus inicios, tal y como lo describe su padre, ha tratado de tener los pies en la tierra. Del sueño que está viviendo en Europa y otros detalles, habló con El Espectador.

¿Qué balance hace de sus primeros meses en el fútbol de Europa?

Todo ha sido muy positivo. Estoy muy contento y la adaptación fue muy rápida.

A hombres como Santos Borré y Marlos Moreno les costó, ¿por qué esa adaptación tan veloz?

Puede que haya anotado goles al comienzo, pero igual me dio duro. Lo que pasa es que cuando tienes ritmo de juego y la confianza de tu entrenador, todo es más fácil. Esa es la razón. De pronto ellos no tuvieron ese apoyo.

¿Hay muchas diferencias entre el fútbol colombiano y el español?

Claro, el ritmo y el nivel de competencia es altísimo. Los jugadores son muy físicos, rápidos y técnicos.

¿Qué significa que Rubi, su entrenador, diga que usted es un jugador para la primera división?

Son opiniones emotivas (risas). La confianza del míster ha sido vital . Pero debo estar tranquilo, entrenar el doble de fuerte, porque esto apenas comienza.

¿Cómo manejar la fama y seguir con cabeza fría?

Estoy tranquilo. Desde que estaba en el Pereira se habla mucho y yo he manejado bien las cosas. Tengo a mi familia, que me ha orientado. Todos los sacrificios que ellos han hecho por mí, hoy tienen sus frutos. Todo es por ellos, son mi motivación.

Ha jugado de extremo, de volante de creación y de delantero. ¿Dónde se siente más cómodo?

Donde me ponga Rubi. Al comienzo me preguntó de qué jugaba. Yo le dije que de todo. Me ha ido bien de delantero.

Lo aplaudieron los hinchas del Barcelona luego del doblete que le hizo al equipo B.

Fue muy especial. Estás a una cuadra del Camp Nou. Son cosas grandes que a uno le toca vivir.

Y ya lo vinculan con el equipo culé.

La verdad es que no me han dicho nada. ¿Quién le diría que no al Barcelona? Pero tengo la mente puesta en el Huesca.

¿Cómo es su vida en España?

El trato del grupo ha sido espectacular. Es una ciudad tranquila, vivo con mi mejor amigo de Colombia, aunque pronto se va. Conozco poca gente.

¿Se ve en el Mundial?

Estoy muy tranquilo, tengo 18 años. Me veo en Catar 2022. Es el objetivo más grande que tengo.