Murió Humberto el "Turrón” Álvarez, un talento inolvidable de Atlético Nacional

Alguna vez en Europa, ya consagrado como el rey del fútbol en el Real Madrid, el argentino Alfredo Di Stéfano comentó que en Colombia había visto jugar a uno mejor que él y le decían “Turrón. Este domingo falleció a sus 88 años.

Tomada del libro "ABC del fútbol colombiano" de Guillermo Ruiz Bonilla

Alguna vez en Europa, ya consagrado como el rey del fútbol en el Real Madrid, el argentino Alfredo Di Stéfano comentó que en Colombia había visto jugar a uno mejor que él y le decían “Turrón”. El dirigente de Difútbol, Saúl Velásquez, en reciente escrito para El Colombiano, recordó que en una ocasión indagó al médico Ochoa cuál había sido el mejor futbolista colombiano y contestó: “El Turrón Álvarez fue un futbolista fuera de serie”. Ese personaje fue Humberto Álvarez, la estrella del título de Atlético Nacional de 1954.

Nacido en Medellín, además de su carácter dentro y fuera de la cancha, quienes lo vieron jugar coinciden en que fue un excepcional futbolista de elegancia en sus movimientos y, al mismo tiempo, extraordinario definidor. La evidencia fueron sus 97 goles en 287 partidos como profesional. Se inició en El Municipal, que luego adoptó el nombre de Atlético Nacional, y con la divisa antioqueña jugó hasta el año 1959. Desafortunadamente no fue una buena época para el combinado tricolor, pero también fue seleccionado.

Por eso hizo parte de la selección de Colombia que jugó la Copa América en Perú en 1957. El año en que se lucieron los “Carasucias” de Argentina que, entre otros detalles, golearon al combinado nacional 8-2. Junto a Jaime “Manco” Gutiérrez, Delio “Maravilla” Gamboa o Carlos Arango, el “Turrón” Álvarez también afrontó la experiencia de medirse internacionalmente. No volvió a vestir la camiseta de la selección de Colombia, pero dejó recuerdos imborrables por su talento y creatividad en el fútbol.

Su posición era la de goleador por cualquiera de los costados y, particularmente, en el título de 1954 brilló con luz propia, a pesar de que los máximos anotadores fueron Carlos Alberto Gambina y Alfredo Mosquera. Sin embargo, se quedó en la retina de los hinchas, no solo por la primera estrella de los verdes, sino porque en calidad de capitán y alma de la institución, fue uno de los gestores de las famosas “natilleras”, como se denominaba a las colectas de dinero para garantizar la estabilidad económica del equipo.

En 1960 pasó a jugar con el Deportivo Cali y, paradójicamente, terminó su carrera deportiva en su rival de plaza, en Antioquia, el Deportivo Independiente Medellín, donde se retiró en 1962. La prensa de su ciudad y el Atlético Nacional mismo siempre han resaltado sus aportes. Por eso, a pesar de que en todos los escritos se resalta su fuerte temperamento, no cabe duda de que sigue haciendo historia y, como resaltó Julio Sanín en comentario para El Colombiano, el espectáculo de la época lo daba el “Turrón” Álvarez.

Este domingo, el Turrón falleció a sus 88 años, Atlético Nacional perdió a una de sus primeras estrellas.

807564

2019-06-09T18:22:02-05:00

article

2019-06-09T18:28:08-05:00

tblanco_1279

none

Redacción deportes

Fútbol Internacional

Murió Humberto el "Turrón” Álvarez, un talento inolvidable de Atlético Nacional

85

3134

3219