“No éramos un superequipo”: Óscar Córdoba

El exarquero vallecaucano habla del partido que ganaron los pentacampeones 2-1 en el Metropolitano en 2003. Asegura que hoy Colombia es mucho más que en esa época.

Hernández (izq.), Córdoba (centro) y Ángel, tres fichas claves de Colombia en esa época. / AP

El 7 de septiembre de 2003, hace 14 años, fue la más reciente presentación de la selección brasileña en el estadio Metropolitano de Barranquilla por las eliminatorias a un Mundial de fútbol, el de Alemania 2006. En ese momento, el equipo dirigido por Carlos Alberto Parreira estaba integrado por figuras que no tenían punto de comparación con los jugadores colombianos. Dida, Cafú, Roberto Carlos, Rivaldo, Ronaldo y Kaká eran los nombres más representativos de un equipo que se había coronado campeón del mundo un año atrás, en Corea y Japón 2002. En el seleccionado tricolor, dirigido por Francisco Maturana, los únicos que actuaban en Europa eran Óscar Córdoba, Iván Ramiro Córdoba, Mario Alberto Yepes y Juan Pablo Ángel.

“Íbamos a enfrentar a una grandísima selección, llena de estrellas. Pero nosotros hace 14 años no éramos un superequipo como ahora. Mientras Brasil tenía a varios de los mejores futbolistas del mundo, que jugaban en los equipos top, nosotros hasta ahora teníamos a algunos en ligas importantes”, destaca Óscar Córdoba, quien atajó ese partido y recibió los dos goles de los pentacampeones, anotados por Ronaldo y Kaká. Por Colombia, el autor del 1-1 parcial fue el delantero Juan Pablo Ángel, con un certero cabezazo.

Córdoba en ese momento era arquero de Besiktas de Turquía y recuerda que para él no fue difícil adaptarse a las altas temperaturas de Barranquilla, porque venía de vivir su primer verano en Estambul. “Nos fijábamos mucho en el tema del clima ante Brasil. Se pensaba que el calor podía jugar a nuestro favor. Eran tan superiores a nosotros que era una manera de equilibrar la balanza”, le cuenta a El Espectador el vallecaucano, quien, a pesar de la derrota de aquel juego, fue una de las grandes figuras, pues salvó en varias oportunidades el arco y evitó lo que pudo ser una goleada.

Claro que el momento de la eliminatoria en ese entonces era muy diferente al de ahora. Ese fue el primer partido del camino a Alemania 2006. Perder ante Brasil era algo lógico, mientras que el juego de este martes será de suma importancia, pues el equipo dirigido por José Pékerman necesita los tres puntos para acercarse a la Copa del Mundo de Rusia 2018.

Según el exarquero, que disputó un total de 73 partidos con la selección de mayores, fue titular en el Mundial de Estados Unidos en 1994, convocado al de Francia 1998 y campeón de la Copa América de 2001, en los últimos años los futbolistas colombianos han ganado un estatus que en su época no tenían. “Ahora en nuestro equipo hay jugadores referentes en el mundo, campeones con sus clubes, como Falcao, James y Cuadrado. La gran mayoría de los convocados han jugado en Europa y esa es una gran diferencia con respecto a mi generación. A pesar de que vamos a enfrentar a un Brasil lleno de figuras, Colombia es un superequipo con grandes nombres, y ellos también deben tener cuidado de nosotros”, destaca.

Respecto al regreso de James Rodríguez, quien se perfila como titular y capitán esta tarde, Córdoba señala que cuando no está con el equipo hace falta. “Ojalá el equipo reencuentre en él ese eje para estar más cerca del arco rival”, concluye.