Osorio y su México van por la clasificación a Rusia 2018

El equipo que dirige el técnico risaraldense lidera el hexagonal eliminatorio de la Concacaf y enfrenta a la Panamá de “Bolillo” Gómez.

Juan Carlos Osorio lleva 28 partidos dirigidos con la selección mexicana y tiene un rendimiento del 82,6 %. / AFP

Tras las vergonzosas eliminaciones que sufrió la selección mexicana de fútbol en la Copa América 2016, la Confederaciones 2017 y la reciente Copa Oro, el técnico colombiano Juan Carlos Osorio tendrá la posibilidad de darle a la afición azteca la gran satisfacción de clasificar al Mundial Rusia 2018 si vence este viernes a Panamá, en la séptima fecha del hexagonal de la Concacaf.

A casi dos años de haber asumido el cargo como seleccionador de México, pues llegó proveniente del São Paulo brasileño en octubre de 2015, el estratega risaraldense ha tenido que sortear severas críticas, no sólo por los tropiezos en las competencias importantes que ha tenido, sino por su método de trabajo, específicamente por la acostumbrada rotación de jugadores, algo con lo que ni jugadores, ni dirigentes, ni periodistas están familiarizados.

A Osorio se le ha criticado por el constante cambio en las alineaciones, que le ha impedido delinear un cuadro base. Aseguran sus críticos que sus modificaciones apuntan más a la improvisación que a un recurso.

“Desafortunadamente a la palabra rotación se le da otro contexto”, ha dicho el técnico colombiano en su defensa ante los cuestionamientos. Y a su favor argumenta que las rotaciones “generan competitividad al tener en un equipo cuatro o cinco alternativas por posición”.

A tal grado han llegado las rotaciones, que el colombiano ha convocado a 49 futbolistas en todo el proceso clasificatorio hacia Rusia 2018, cifra récord para la región.

“El Tri” no emociona

Aunque Osorio ha sufrido duros reveses, ha conducido a México en una eliminatoria mundialista bastante tranquila.

Bajo su mando en el contexto eliminatorio, el conjunto azteca ganó en Honduras después de 22 años de no hacerlo y se despojó de la maldición de las derrotas por 2-0 ante Estados Unidos en Columbus en los anteriores cuatro procesos clasificatorios.

Con 14 puntos de 18 posibles, esta selección mexicana de Osorio lidera el hexagonal y no ha sufrido los sobresaltos de las eliminatorias pasadas hacia Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, cuando estuvo a punto de quedarse fuera de la máxima cita del balompié.

Sin embargo, El Tri del colombiano no ha convencido a la afición que le ha apoyado en el estadio Azteca. La hinchada quedó insatisfecha a pesar de los triunfos ante Honduras (3-0) y Costa Rica (2-0), y terminó molesta por el empate ante Estados Unidos (1-1).

A México le quedan dos juegos como local, un par de oportunidades para despertar la pasión de su gente: esta noche (8:30) ante Panamá y en octubre contra Trinidad y Tobago.

“Panamá será un rival difícil, lo conocemos muy bien. Sabemos que va a ser un partido similar a los que jugamos ante otras selecciones en el Azteca, ante equipos con comportamientos defensivos”, explicó Osorio de cara al juego ante los canaleros.

“Nosotros tenemos la obligación de ganar y de forma convincente, porque eso es lo que espera la gente del fútbol en este país”, admitió el técnico, que en Colombia dirigió a Millonarios, Once Caldas y Nacional.

Frente a “Bolillo”

Igual que México, Panamá puso sus sueños de ir al Mundial, por primera vez en su historia, en manos de un técnico colombiano: Hernán Darío Gómez.

Con Bolillo Panamá marcha en la cuarta posición del hexagonal con siete puntos. En estos momentos tendría derecho a jugar la repesca intercontinental contra un rival de Asia.

Si los canaleros vencen este viernes a México y Estados Unidos no le gana a Costa Rica subirían al segundo lugar, pero si pierden en el Azteca y Honduras le gana a Trinidad y Tobago caerían a la quinta casilla.

“Sabemos la importancia de lo que nos jugamos. El partido es en una cancha difícil, contra un rival muy complicado, pero nosotros trataremos de hacer lo nuestro para sacar los puntos que podamos”, apuntó el defensor Aníbal Godoy.

El partido se jugará ante no menos de 70 mil personas en el gigante estadio Azteca de la Ciudad de México, en donde generalmente el seleccionado manito ha hecho valer la localía.

Con Osorio al frente, la selección mexicana ha disputado 28 partidos, de los cuales ha ganado 20, empatado cinco y perdido solamente tres, para un rendimiento del 82,6 %. Sus delanteros han anotado 47 goles y sus defensas han permitido solamente 24. De clasificar a Rusia, Osorio podría convertirse en el sexto técnico nacional en dirigir en un Mundial de mayores, pues ya lo hicieron Francisco Maturana, Hernán Darío Gómez, Luis Fernando Suárez, Reinaldo Rueda y Jorge Luis Pinto.