Santa Fe cayó 2-0 ante Júnior, por la Sudamericana

Pesadilla cardenal en El Campín

Con goles de Teófilo Gutiérrez y Marlon Piedrahíta, Atlético Júnior venció este jueves 2-0 a Independiente Santa Fe en el partido de ida de la semifinal de la Copa Sudamericana, que se disputó ante cerca de 30 mil espectadores en el estadio El Campín de Bogotá.

Marlon Piedrahita celebra el segundo tanto del Júnior en El Campín. EFE

El duelo resultó una verdadera pesadilla para los hinchas cardenales, que tuvieron que hacer maromas para sortear el complicado tráfico de la ciudad, peor que de costumbre, como consecuencia de las protestas estudiantiles de ayer.

Los afanes y la angustia para llegar a tiempo no fueron nada al lado de lo que sufrieron en el estadio. Santa Fe fue muy diferente al que había superado en las fases anteriores a Millonarios y Cali. El nivel individual y colectivo distó mucho del que mostró el sábado con suplentes ante Tolima, por la Liga local.

Y, para completar, se encontró con un Júnior clarito, con sus mejores hombres enchufados. El equipo barranquillero salió a manejar la pelota e imponer el ritmo. Ganó la mitad de la cancha con Víctor Cantillo, Luis Narváez y James Sánchez, quienes superaron en todos los aspectos a Diego Guastavino, Luis Manuel Seijas, Yeison Gordillo y Baldomero Perlaza.

El duelo se desniveló a los 40 minutos, tras una acción en la que James Sánchez le quita el balón en la mitad de la cancha a Seijas y Narváez se la entrega de primera a Jarlan Barrera. El 10 habilita a Teófilo Gutiérrez, quien con categoría eludió a Róbinson Zapata y abrió el marcador.

La celebración se demoró un par de minutos mientras el árbitro uruguayo Esteban Ostojich revisaba el videoasistente (VAR) para confirmar que el delantero atlanticense había salido de posición legal.

Tras el descanso, Santa Fe intentó reaccionar, pero un golazo de Marlon Piedrahíta frenó el ímpetu. Arley Rodríguez renunció inexplicablemente a un rebote tras un tiro de esquina y Luis Díaz, en una pared, habilitó al lateral derecho, quien con un potente remate cruzado aumentó la cuenta.

El ingreso de Facundo Guichón le dio un poco más de dinámica a los locales. El uruguayo tuvo un par de opciones de anotar, pero se encontró con un Sebastián Viera bien ubicado.

Con la ventaja, Júnior se dedicó a darle trámite al juego, aprovechando el desespero de los albirrojos, que perdieron por expulsión al defensa central Javier López.

El partido de vuelta se disputará el jueves 29 de noviembre, en el estadio Metropolitano de Barranquilla, a donde Santa Fe irá por la hazaña de la remontada ante un Júnior que se fue de El Campín anímicamente muy fortalecido, pero que no se sabe si seguirá en ese mismo nivel dentro de 20 días.

“Fue un triunfo importantísimo, pero la vuelta va a ser igual de difícil. Ellos juegan mejor afuera que de locales”, advirtió el arquero Viera, satisfecho por la superioridad táctica que demostraron sus compañeros.

“Tuvimos una mala noche. En el primer tiempo nos pasó factura el desgaste de los últimos partidos. Va a ser muy difícil, pero creemos en nosotros y tenemos una fe ciega en que podemos darle la vuelta al resultado”, señaló, por su parte, Facundo Guichón, quien agregó que el domingo, ante Millonarios, tendrán otra final, pero para tratar de avanzar a los cuartos de final de la Liga Águila y seguir luchado en ambos torneos.