¿Por qué Falcao no quiere ir a Galatasaray?

A pesar de que al equipo turco llegaría como figura, jugaría Champions League y podría seguir en la élite, hay algo de la cultura de ese país que no lo convence.

Radamel Falcao García junto a su esposa y dos de sus tres hijas. AFP

El futuro de Falcao García es incierto. A pesar de que tiene un año más de contrato con el Mónaco, él busca estabilidad y quiere un proyecto que le permita vivir sus últimos buenos momentos en Europa compitiendo al máximo nivel. Las opciones de China y Estados Unidos han quedado descartadas porque por ahora su idea es seguir en el viejo continente. La oferta más seria hasta el momento es la de Galatasaray de Turquía, sin embargo, hay una razón de peso para que esto no se haya hecho realidad y es un tema familiar.

Radamel y Lorelei han formado una familia con principios cristianos, de hecho, se conocieron en Buenos Aires en una iglesia en la que ella cantaba en el grupo de alabanza. El 12 de diciembre se casaron en la capital argentina y desde ese momento han intentado seguir los principios de su religión.

Desde que se hicieron padres en 2013, con el nacimiento de Dominique, y luego de Desirée y Annette, años más adelante, ellos se han encargado de educar a sus hijas bajo los principios de sus creencias, los mismos que les inculcaron a ellos sus padres. A Falcao, su mamá Juana Carmenza Zarate siempre le enseñó la importancia de tener una relación personal con Dios, mientras que a Lorelei, sus padres, también la guiaron por ese camino, tanto así que desde pequeña se formó como cantante para integrar el grupo musical de la iglesia a la que asistía.

La vida de los futbolistas pareciera color de rosa, pero muchas veces para las familias no es fácil tener que asumir tantos cambios, sobre todo cuando los hijos están en el colegio y tienen que adaptarse a nuevos compañeros y a un mundo nuevo cada cierto tiempo. En el caso de Estambul, ciudad en la que vivirían los García Taharón, sería factible un colegio internacional, en el que el que la educación siga siendo de una calidad similar a la que tienen en Mónaco, no obstante, hay un tema más de fondo y es la religión, en Turquía el 96% de la población es musulmana, pues creen en un Dios diferente al de esta familia colomboargentina.

Esperar es la elección, saber si llega una mejor oferta de un club europeo de primer nivel, de una gran ciudad en la que su familia viva tranquila. El mercado no se ha cerrado y según el entorno cercano al jugador, que dialogó con este medio, no hay incertidumbre, más bien ansiedad de saber qué va a pasar. La familia es lo más importante para Falcao y sus movimientos serán pensados en conjunto.

Este jueves, el técnico de Mónaco, Leonardo Jardím, comentó que guarda la esperanza de que Falcao se quede, como presionando a los directivos para que le renueven el contrato y le den gusto al jugador. Por ahora, esa sería la única manera de que el goleador permanezca en el principado. De hecho, desde finales de la temporada pasada, Falcao y Lorelei entregaron el apartamento en el que vivían en arriendo en Mónaco, en el que pagaban 30 mil euros mensuales. Por ahora, mientras se define su futuro, viven en un hotel.

876210

2019-08-15T09:55:12-05:00

article

2019-08-15T18:36:33-05:00

lmontenegro_1277

none

Redacción deportes

Fútbol Internacional

¿Por qué Falcao no quiere ir a Galatasaray?

45

3034

3079