Portugal y México, a semifinales de la Copa Confederaciones

El seleccionado luso goleó 4-0 a Nueva Zelanda y el que dirige el colombiano Juan Carlos Osorio derrotó 2-1 a Rusia, equipo anfitrión que se despide del certamen.

Cristiano Ronaldo, capitán de Portugal, y Juan Carlos Osorio, entrenador colombiano de la selección mexicana.AFP

Portugal goleó a Nueva Zelanda (4-0) y se clasificó para las semifinales de la Copa de las Confederaciones, además como primera de la llave A, en partido disputado este sábado en San Petersburgo.

La campeona de Europa de impuso a la débil selección oceánica con los tantos de Cristiano Ronaldo (34, de penal), Bernardo Silva (37), André Silva (80) y Nani (90+1), una goleada que permite a Portugal liderar la llave, ya que en el otro partido México, que pasó ronda como segundo, sólo le ganó 2-1 a Rusia, que quedó eliminada.

De esta manera, la Seleçao se jugará el pase a la final el miércoles en Kazán contra el segundo de la llave B, que se resolverá el domingo, aunque todo apunta a que será Alemania o Chile.

Nueva Zelanda aguantó poco más de 20 minutos a Cristiano Ronaldo y los suyos y a partir de ese momento el encuentro se convirtió en un monólogo, con numerosas ocasiones de gol para los lusos, cuya goleada no fue mayor por las intervenciones del arquero Kiwi Stefan Marinovic.

Ronaldo abrió el marcador de penal poco después de la media hora de juego y a partir de ese momento los All Whites desaparecieron, salvo en los primeros minutos de la segunda parte, donde contaron con una gran ocasión para haberse puesto 2-1. El triunfo luso, de todas maneras, nunca estuvo en peligro.

Portugal acaba con 7 puntos, los mismos que México, pero los europeos lideran la llave gracias a la diferencia de goles (+5 por +2 del Tri).

 

México sacó al local

 

La selección de México apeó este sábado a Rusia de la Copa de Confederaciones al ganarle con remontada (2-1) y se clasificó como segunda del Grupo A, detrás de Portugal, para las semifinales del torneo.

En los primeros compases del encuentro, el Tri confirmó, tal y como había adelantado su técnico, el "profesor" Juan Carlos Osorio, que su intención era llevarse los tres puntos, pese a que un empate le bastaba para hacerse con el ansiado pase a semifinales. Ya en el min.5, Hirving Lozano puso a prueba a Igor Akinféev desde la frontal del área, pero su tiro llegó manso a las manos del cancerbero ruso.

Rusia respondió con un ataque en profundidad, que terminó con la caída de Yuri Zhirkov en el área mexicana, jugada en la que los jugadores locales reclamaron penalti, pero el árbitro, el saudí Fahad al Mirdasi, que se hallaba muy cerca, consideró que no hubo falta y ni siquiera recurrió al VAR.

Sin embargo, minutos después sí solicitó el videoarbitraje tras una caída de Fedor Smolov en área de Guillermo Ochoa, que no sancionó con la pena máxima, desatando un pitada monumental en el Kazán Arena. Para decepción del público, el VAR confirmó que la decisión arbitral de seguir el juego había sido acertada. A mediados de la primera parte la escuadra rusa, que estaba obligada a ganar para pasar semifinales, comenzó a adueñarse de las acciones mostrándose en

Rusia tuvo su premio en el min.25, cuando después de un potente tiro de Smolov que se estrelló en el palo izquierdo del portero mexicano, insistió en su ataque y tras, esta vez, un rechace de Ochoa el balón llegó a Aleksandr Samédov, quien con un disparo cruzado anidó el balón en la red.

Pero la alegría de los dirigidos por Stanislav Cherchesov duró muy poco: 5 minutos después en una jugada a balón parado el defensa Néstor Araujo, prácticamente libre de marca, conseguía de cabeza la igualdad para el Tri.

En el min.38, el "profesor" Osorio se vio en la necesidad de sustituir por lesión al defensa Diego Reyes. Tras el descanso, Rusia salió decidida a volcarse sobre portería de México y adelantó sus líneas, pero la zaga del Tri respondió con solvencia al embate inicial de los dueños de casa.

El segundo gol mexicano, en el min.52, llegó de manera absolutamente inesperada: un balonazo largo de Héctor Herrera sorprendió a la defensa rusa y sobre todo a Akinfeev, que salió a destiempo y permitió a Irving Lozano marcar de cabeza desde fuera del área.

Minutos después el defensor Héctor Moreno anotaba nuevamente para México, pero el VAR anulaba el tanto por fuera de juego. La expulsión por doble cartulina amarilla de Yuri Zhirkov cuando faltaban poco más de 20 minutos para el término del partido facilitó al Tri la tarea de asegurar la victoria.

Al igual que con el partido que perdió con Portugal (0-1, la selección anfitriona mostró ante México uno de sus principales defectos: la falta de acierto a la hora de definir.