James se reportó con una asistencia en el empate 2-2 del Everton y Liverpool

Noticias destacadas de Fútbol Internacional

El volante colombiano participó en el primer gol de los locales y volvió a ser uno de los más activos en el juego ofensivo. Los dirigidos por Carlo Ancelotti se mantendrán como líderes de la Premier League con 13 puntos.

Ritmo vertiginoso y el regreso de un Liverpool que quería dejar en el olvido el 7-2 que le propinó el Aston Villa en la pasada jornada de la Premier League. Un gol de camerino de los visitantes y un empate en el que participó James Rodríguez antes de llegar a la mitad de los primeros 45 minutos de juego. Así empezó el clásico de la ciudad y la quinta fecha de la liga inglesa.

El Everton de Ancelotti llegaba con mucho más poderío que en otras oportunidades para enfrentar el derby de Merseyside. Por un lado, quería romper la racha de 10 años sin ganarle a los rojos de la ciudad; por el otro, busca repetir el comienzo de temporada de 1933-1934, cuando ganó los primeros cinco partidos del campeonato. Sin embargo, el amanecer del partido ya cambiaba los planes y dañaba el anhelo de lograr lo mencionado anteriormente, pues, en el minuto 3 se abrió el marcador con una jugada por derecha que terminó en un pase al centro del área, y que Sadio Mané supo aprovechar para anotar el primer gol del partido.

Los dirigidos por Jurgen Klopp impusieron el ritmo y las condiciones desde temprano. Al Everton le costaba adaptarse a la velocidad de juego. La creación en los locales no era clara. No obstante, el colombiano ya anunciaba la importancia de su zurda con un par de pases al vacío, viéndose obligado a combinar la rapidez con la precisión. Y así, en el 19′, en un tiro de esquina que ejecutó el volante cucuteño, y que terminó en la cabeza del zaguero Michael Keane, los de Ancelotti encontraron el empate en el marcador.

Ambas escuadras tuvieron que hacer modificaciones en su línea defensiva por lesiones. En Liverpool tuvo que salir Virgil van Dijk y en Everton Seamus Coleman, lateral derecho. Los rojos, quizá, supieron aprovechar mejor ese cambio por la banda derecha de los locales. Desde el principio del partido los actuales campeones de la Premier insistieron por ese costado, pero con la entrada de Ben Godfrey vieron la posibilidad de insistir y crearon algunas llegadas de peligro en los pies de Sadio Mané.

El primer tiempo culminó sin mayores novedades. En la segunda parte, con un fútbol mucho más pausado y dividido, se dieron más oportunidades de riesgo por parte del Everton. James, que estuvo mucho más activo, participó en dos de las jugadas más destacadas de los primeros 20 minutos de la segunda mitad. Un centro al segundo palo que terminó en un cabezazo de Richarlison y en un tiro en el palo; más un remate colocado al palo de la mano derecha del arquero, que terminó en una atajada importante para Adrián, que quería recuperar la confianza después de la goleada histórica del Aston Villa, fueron las jugadas más riesgosas en ese momento del compromiso.

En el 72′, en un infortunado rechazo de Yerry Mina a la mitad del área, le quedó servida la pelota a Mohamed Salah que, sin dejarla caer, remató y anotó el segundo tanto del partido y el gol 100 en su carrera profesional. De nuevo los locales tenían que jugar para buscar el empate, algo que no había pasado en los partidos anteriores.

El Everton no bajó los brazos y no se dejó amilanar por el resultado adverso. Dos veces estuvieron abajo en el resultado y las dos veces supieron reponerse, escenario que demostró que también tienen personalidad y fortaleza mental para mantener su estilo y recomponer el camino. En el 82′, en un centro por izquierda de Lucas Digne que terminó en un salto sostenido y un cabezazo de Dominic Calvert-Lewin, los locales hallaron de nuevo el empate y la moral para buscar la victoria.

En el papel era más fuerte el actual campeón de la Premier. El Everton, que si bien buscaba la victoria para mantener el liderato y el buen inicio en la liga, logró un empate que por poco se pierde con un gol de Jordan Herdenson que fue anulado por el VAR por un aparente fuera de lugar en los minutos de adición. Finalmente el clásico de Liverpool terminó en tablas y los dirigidos por Carlo Ancelotti seguirán siendo punteros del campeonato con 13 unidades.

El equipo de Yerry Mina y James Rodríguez visitarán en la próxima fecha de la Premier al Southampton; mientras que Liverpool, que tendrá su debut en la Champions League 2020-2021 a mitad de semana ante el Ajax, recibirá al Sheffield United por el torneo local.

Comparte en redes: