Quintero comandó en 28 minutos la remontada de Colombia ante Estados Unidos

Con goles de todos los tipos, el equipo tricolor se impuso 4-2 ante los norteamericanos en el estadio Raymond James Stadium de Tampa (Florida).

AFP

Entrar a los 55 minutos porque empezaba el incendio. Colombia caía 2-1 ante Estados Unidos tras dos errores defensivos que tuvieron su epicentro en los pies de Matheus Uribe. Y filtrar 10 segundos después un balón de forma categórica para que Carlos Bacca anotara el empate. Efecto inmediato. El efecto Juan Fernando Quintero.

Y salir 28 minutos después (83'), porque había que cuidarse, porque se llegaba con molestias musculares. Porque ese corto tiempo bastó para consagrarse. Para despedirse como la figura del partido en el que el equipo de Arturo Reyes se impuso 4-2 frente a los norteamericanos. 

La cuenta la abrió James Rodríguez a los 36 minutos con un golazo. Un disparo con rosca desde el borde del área que se fue al ángulo del portero estadounidense. Una jugada que ya le da la vuelta al mundo. 

Sin embargo, en el segundo tiempo se desnudaron las fragilidades del equipo. Porque un partido fue en ataque y otro diametralmente opuesto en defensa. Ante un equipo modesto, pero que igual le pegó dos cachetadas en tres minutos al combinado tricolor. Acosta (50') y Wood (53') aprovecharon las licencias en defensa que dejó Matheus Uribe y pusieron el 2-1. Davinson Sánchez y Jeison Murillo tampoco se acoplaron bien como pareja de centrales. Déiver Machado tampoco dejó buenas impresiones. 

La reacción fue llamar a Juan Fernando, quien no estaba pronosticado para entrar al campo en este partido. El efecto remontar con los posteriores goles de Bacca (56'), Falcao (74') y Borja (79'). Y salir, cuando la tarea estaba cumplida.

El Tigre se reafirmó como el goleador histórico (32) de la selección con su tanto, asistido por Juan Fernando Quintero. Carlos Bacca, junto a Arias, fue otro de los nombres destacados, pues a pesar de las críticas, fue un luchador constante del equipo. Y el cerebro de ese gol del Tigre luego de ganar a punta de fuerza un balón dividido.

Se viene el próximo martes Costa Rica. Ojalá con nuevos apellidos, no con los mismos que ya conocemos de memoria. Porque para eso son estos partidos: para probar variantes. Así el ingreso de Quintero, quien rompió el statu quo del partido, desvíe la atención.  De lo contrario, estas citas se quedarán simplemente en mercadeo.