Rafael Santos Borré anotó en el empate entre River Plate y Sao Paulo

Noticias destacadas de Fútbol Internacional

El delantero colombiano abrió la cuenta en el partido que terminó 2-2 por el grupo D de la Copa Libertadores.

El delantero Rafael Santos Borré anotó uno de los goles con los que River Plate igualó 2-2 con Sao Paulo en lo que fue el regreso de ambos equipos a la Copa Libertadores de América. El empate, en el estadio Morumbí, le sirvió a Liga de Quito que, luego de tres fechas disputadas, es líder del grupo D del torneo continental.

Este fue el segundo tanto del colombiano, que ya le había marcado a Binacional de Perú y que ahora quedó a dos goles de ser el máximo artillero del club de la banda cruzada en la era de Marcelo Gallardo.

Al equipo Millonario le costó un mundo entrar en el partido. Sao Paulo salió mejor y a los cinco minutos de juego dio el primer aviso a Armani con un disparo desde fuera del área del incombustible Hernanes.

El mayor rodaje del cuadro de Diniz, que ya ha disputado diez partidos del Campeonato Brasileño, era evidente frente a un River que no jugaba desde marzo -hace 190 días- y apenas ha hecho pocos entrenamientos en grupo por la pandemia del nuevo coronavirus.

Esa superioridad la materializó en el minuto 10, cuando un centro bombeado acabó en los pies del lateral Reinaldo, que remató de forma defectuosa, aunque la pelota rebotó en el cuerpo de Enzo Pérez, tocó en el palo y se coló en la portería de Franco Armani.

River no se desesperó con el marcador en contra y empezó a asentarse sobre el césped del Morumbí. Julián Álvarez fue el primero en poner en aprietos a Tiago Volpi con un tiro de media distancia.

El delantero argentino parecía el más entonado de su equipo y aprovechó la inexperiencia de la zaga local para servir un pase de la muerte a Santos Borré, que el colombiano remató a placer para empatar el duelo en el minuto 18.

Sao Paulo sintió el zarpazo de los argentinos, que empezaron a hacer valer su experiencia como bloque y a adueñarse del esférico con autoridad.

No en vano fueron subcampeones de la Libertadores el año pasado, que solo perdieron en el último minuto frente al Flamengo, y ganaron las finales de 2015 y 2018. Todo con el mismo técnico.

El conjunto paulista, sin el lesionado Dani Alves, que se recupera de una fractura en el antebrazo, y con el español Juanfran en el banco, fue contagiado por el desánimo y se mostró incapaz de sentenciar a un rival falto de ritmo. De hecho, los brasileños se mostraron satisfechos mientras que River buscó por todos lados para convertirse en el primer club de su país en ganar en el Morumbí.

En los últimos diez minutos el encuentro enloqueció. Los argentinos consiguieron irse adelante por medio de Julián Alvárez, pero la alegría duró poco tras el autogol de Angileri.

Así las cosas, a River se le escapó un triunfo que estaba casi que asegurado y Sao Paulo, en los pies del rival, salvó lo que hubiera sido una penosa derrota.

Comparte en redes: