Real Madrid venció al Atlético y dio un paso importante a la final de Cardiff

Con tres goles de Cristiano Ronaldo el conjunto merengue se impuso en el partido de ida de la semifinal de la Liga de Campeones frente al cuadro 'colchonero'.

Cristiano Ronaldo marcó tres goles frente al Atlético de Madrid. AFP

Hace 15 años en Hampden Park Zinedine Zidane se inmortalizó con una volea. Fue una volea mágica, que enloqueció a Glasgow y a todos los seguidores del Real Madrid. Fue un gol soberbio, que le dio el noveno título en una Copa de Europa al conjunto merengue. Ese tanto se quedó incrustado en la memoria de los seguidores blancos por 12 años. Hoy el francés volvió a inmortalizarse, esta vez no fue por una volea sino mediante la estrategia, desde el banquillo técnico. Su equipo quedó a un paso de una nueva final de Champions después de derrotar 3-0 al Atlético de Madrid.

Cristiano Ronaldo supo aprovechar las oportunidades que tuvo y sin compasión hundió a un Atlético sin alma. Fueron tres goles los que marcó el portugués, que le bastaron al Real para salir con una victoria contundente del Santiago Bernabéu, que deja al conjunto merengue con pie y medio en Cardiff. El Madrid fue superior en todas las líneas, no tuvo grandes inconvenientes en la zona defensiva e hizo ver al equipo de Simeone como uno sin potencia y sin corazón.

El Atlético no parecía el Atlético. Fue un equipo que nunca encontró la fórmula para superar la línea defensiva del Madrid. Ese espiritú guerrero, tan tradicional en los equipos de Simeone, nunca pudo salir a flote. El primer gol de Cristiano al minuto 10 al parecer acabó con las ilusiones del cuadro 'Colchonero', que con el paso del tiempo veía como Oblak se lucía bajo los tres palos para evitar que la catástrofe fuera mayor.

Y el Madrid mediante Benzema, Cristiano e Isco -hoy el elegido para sustituir a un Gareth Bale lesionado- logró tener el control del partido, aprovechar las necesidades de su rival y complicar en la zona ofensiva cuando los espacios se abrían. Intentó reaccionar el Atlético, pero el intento fue nulo, se quedó más en el deseo de los hinchas que lo acompañaron en el Bernabéu, que en lo que pudieron hacer.

En la segunda mitad ese deseo de los hinchas colchoneros de ver al Atlético de otras tardes en el Bernabéu fue una utopía. Un sueño que no fue más allá, porque el equipo de Simeone apenas pudo combinarse para complicar al Madrid. Fueron 45 minutos eternos en los que el Real, por intermedio de Ronaldo, aprovechó y marcó dos goles que enterraron las ilusiones de un equipo que buscaba cambiar la estadística de los últimos dos partidos con el Real por Liga de Campeones

Ganaron los dirigidos por Zidane 3-0. El resultado pudo ser más largo pero hubo aproximaciones del Madrid que se quedaron cerca. Aún así fue un marcador que dejó la serie casi liquidada y a los del Real con un pie y medio en Cardiff, Gales, donde este año se jugará la final de la Liga de Campeones.