¿Cómo hacer para que el mandato anticorrupción no quede en el aire?

hace 2 horas

Reinaldo Rueda, un seleccionador exitoso para guiar a Chile a Catar 2022

El estratega colombiano es el nuevo entrenador de la roja, equipo que espera retomar el rumbo tras quedar por fuera del Mundial de Rusia 2018.

Reinaldo Rueda será nuevo entrenador de la selección de Chile. AFP

A sus 60 años de edad, el técnico vallecaucano Reinaldo Rueda, asume un nuevo reto profesional en su dilatada carrera: la dirección de la selección mayor de fútbol de Chile. Un combinado que, en la más lúcida de sus generaciones, victorioso en las dos últimas ediciones de la Copa América en 2015 y 2016, se quedó por fuera del Campeonato Mundial de Rusia 2018. Con el estratega colombiano aspira a consolidar un proceso que lo lleve al Mundial Catar 2022.

Y llega al equipo austral de la emblemática casaca roja, un técnico cuyo recorrido tiene mucho que ver con el desarrollo del fútbol colombiano, con notables intervenciones en el plano internacional con las selecciones de Honduras y Ecuador. Un caleño nacido en abril de 1957, pero criado en Yumbo (Valle), padre de tres hijos, quien desde que se licenció en Educación Física y Salud en la Universidad del Valle comenzó el disciplinado oficio de orientar jugadores.

Primero con divisiones inferiores o equipos amateurs, luego con la selección del Valle sumando victorias nacionales y locales, y a partir de 1992, a sus 35 años, como responsable de las selecciones juveniles de Colombia. Fue tercero en el Sudamericano sub-20 en el país que le permitió jugar en 1993 el mundial de la categoría en Australia, pero después de este corto ciclo, llegó la oportunidad de dirigir su primer equipo profesional: Cortuluá.   

En 1994 se hizo cargo del equipo y en poco tiempo el equipo corazón del Valle comenzó a ser semillero de futbolistas. En ese plantel se mantuvo con buenos resultados hasta 1997, cuando el Deportivo Cali lo contrató como técnico. De inmediato puso en marcha un proceso de promoción de jugadores que derivó en el éxito. Si bien dejó el club poco antes de la victoria, entregó la base con la que Cali fue campeón en 1998 bajo la conducción de José ‘Cheché’ Hernández.

Retornó a las selecciones juveniles de Colombia con las que fue campeón en el torneo Esperanzas de Toulon en Francia en 2000 y subcampeón del mismo evento un año después. Desde el banco técnico, dirigió al plantel sub-20 en el mundial juvenil del 2003 en Emiratos Árabes, alcanzando la tercera posición en una notable intervención, con jugadores como Abel Aguilar, Fredy Guarín o Macnelly Torres, que luego fueron incondicionales del combinado mayor.

También fue el equipo de Víctor Montaño, César Fawcet, Yulián Anchico, Avimiled Rivas, Hárrison Otalvaro o Javier Araujo, la base que también disputó el Sudamericano sub-20 en 2003 en Uruguay, ocupando el cuarto lugar. Fue la misma época en la que la selección mayor entró en crisis porque los resultados no acompañaban en la eliminatoria al Mundial de Alemania 2006 a Francisco Maturana, y Reinaldo Rueda fue promovido al primer equipo nacional.

No logró su objetivo de clasificar al campeonato del mundo y apenas alcanzó el cuarto lugar en la Copa América de Perú en 2004. En medio de la crítica, aunque con responsabilidad compartida con la dirigencia y el anterior cuerpo técnico, Rueda dio un paso al costado y fue entonces cuando inició su exitoso ciclo en el exterior. Inicialmente, con la selección de Honduras a la que clasificó al Mundial de Sudáfrica 2010 y luego a la de Ecuador a Brasil 2014.

A sus 58 años, probado adentro y afuera, con equipos juveniles y mayores, en 2015 regresó a Colombia para dirigir al Atlético Nacional, con el que concretó un exitoso ciclo. Dos veces campeón de la liga en 2015 y 2017; campeón de la Copa Libertadores de América en 2016; y finalista de la Copa Sudamericana en 2016, que se le otorgó a Chapecoense de Brasil, cuyo plantel sufrió el lamentable accidente que le costó la vida a casi todos sus jugadores.

En 2017, regresó al exterior, esta vez para dirigir al popular Flamengo de Río de Janeiro (Brasil), al que llevó a la final de la Copa Sudamericana, que perdió ante Independiente de Argentina. A pesar de la derrota, la crítica reconoció el desempeño del equipo, e incluso, cuando empezaron los rumores de que podría ser nuevo técnico de la selección de Chile, el estelar exjugador Zico exteriorizó su preocupación por la falta de plan b para sustituir a Reinaldo Rueda.

Al final, Flamengo quedó bajo la orientación de Julio César Carpegiani y, como estaba cantado, el estratega colombiano fue presentado este viernes como director técnico de la selección austral. Jugadores tiene, y de peso internacional como Alexis Sánchez, Arturo Vidal, Claudio Bravo o Marcelo Díaz. También recibe un proceso de recambio que ya muestra rendimientos. Como responsable de todas las categorías, asume un desafío de proporciones significativas.

A inmediato plazo, será el gran ausente por Suramérica en el Mundial de Rusia 2018, pero a la vuelta de la esquina están retos específicos en los que Rueda deberá probar que su trayectoria es suficiente para reeditar el éxito deportivo. El Sudamericano sub-20 que justamente se disputará en Chile a principios de 2019; la Copa América de mayores hacia mediados del mismo año y, por supuesto, la eliminatoria a Catar 2022, su nuevo objetivo cumbre.