Reinaldo Rueda y el “jogo bonito”

El estratega vallecaucano dirigirá al Flamengo, el club más popular de Brasil. Llega en compañía de sus más cercanos colaboradores, el preparador físico Carlos Eduardo Velasco y el asistente Bernardo Redín.

Reinaldo Rueda dirigirá al club más popular de Brasil, el Flamengo, el de la mayor hinchada. / EFE

Muchos colombianos han pasado por el fútbol brasileño. Sin embargo, ninguno ha generado tanta expectativa como Reinaldo Rueda, quien fue presentado este lunes como nuevo entrenador del Flamengo de Río de Janeiro, el club más popular de ese país. ("Queremos quedarnos mucho tiempo en Flamengo": Reinaldo Rueda)

El estratega vallecaucano, de 60 años de edad, llegó al equipo rojinegro en compañía de sus dos colaboradores más cercanos, el preparador físico Carlos Eduardo Velasco y el asistente Bernardo Redín.

Rueda será el tercer colombiano en dirigir en la tierra de los pentacampeones mundiales. Antes Freddy Rincón estuvo a cargo de los modestos Iraty, São Bento, São José y Flamengo de Guarulhos, además de equipos de divisiones menores del Corinthians y asistente de Wanderlei Luxemburgo en el Atlético Mineiro.

Y recientemente Juan Carlos Osorio dirigió por un par de meses al poderoso São Paulo, aunque rescindió su contrato para hacerse cargo de la selección mexicana. Precisamente en el contrato de Rueda con el club carioca hay una cláusula que le permite irse en caso de que reciba una buena oferta de algún equipo nacional.

El nombre de Rueda comenzó a sonar desde hace ya mucho tiempo en los pasillos de la sede administrativa del Mangao, pero fue hasta hace dos semanas que un directivo del club lo contactó.

Sus éxitos con Atlético Nacional y las selecciones de Honduras y Ecuador, con las que estuvo en los mundiales de Sudáfrica 2010 y Brasil 2014, respectivamente, fueron su mejor carta de presentación.

Y ante la destitución de Zé Ricardo, Rueda presentó una propuesta, que fue avalada por la directiva del Flamengo, que cuenta con cerca de 40 millones de hinchas y barras oficiales en diferentes partes del mundo. Fue fundado en 1895 y entre sus principales logros tiene la Copa Libertadores y la Copa Intercontinental en 1981, además de una Mercosur, una Copa de Oro Suramericana, seis Campeonatos Brasileños y tres Copas de Brasil.

El máximo ídolo de su historia es Zico, pero también dejaron huella hombres como Dida, Romario, Silvio Pirillo, Leonidas, Junior y Bebeto.

En la plantilla actual la máxima figura es el volante Diego, al lado del arquero Diego Alves, el delantero peruano Paolo Guerrero y Viniciur Junior, la nueva joya del balompié brasileño. En el plantel están los colombianos Gustavo Cuéllar y Orlando Berrío.

A pesar de su rica historia, el Flamengo es un grande venido a menos. No celebra un título desde la Copa de Brasil 2013 y el último Brasileirao que conquistó fue en 2009.

El Mengao espera que Rueda los devuelva a la senda del triunfo. Con Nacional, el técnico consiguió seis trofeos en apenas dos años.

Rueda se desvinculó hace dos meses de Atlético Nacional por diferencias con los directivos y tenía un par de ofertas de selecciones asiáticas, pero no se concretaron, así como la posibilidad de hacerse cargo del equipo Nacional de Paraguay. Sin embargo, es un entrenador de renombre y reconocimiento, por lo que los ofrecimientos podrían darse en cualquier momento.

“Bienvenido”, puso el Flamengo en su página de internet, en la que destacó la raza ganadora del estratega.

En este semestre Rueda tendrá dos grandes retos: el primero es lograr el título de la Copa Sudamericana, en la que el Fla avanzó a los octavos de final al superar al Palestino de Chile.

En el campeonato Brasileirao, es séptimo, a 20 puntos del líder, Corinthians, otro equipo con decenas de millones de seguidores.

Rueda estuvo el domingo en Belo Horizonte viendo la derrota del Flamengo frente al Atlético Mineiro (2-0). Su estreno será este miércoles, nada menos que en el clásico ante Botafogo, por la ida de las semifinales de la Copa de Brasil.