Sahar Khodayari, la hincha que se prendió fuego en protesta por el veto de mujeres en los estadios

La iraní de 29 años se disfrazó de hombre para poder ingresar a este escenario deportivo. Su mayor sueño era ver un partido de fútbol de su equipo favorito, el Esteghlal FC. Pero, a la salida la arrestaron y la llevaron a una de las prisiones más duras de este país. Sahar iba a enfrentar una pena de hasta seis meses de cárcel y, en señal de protesta, decidió inmolarse.

Lo invitamos a suscribirse al canal de Youtube de El Espectador haciendo clic acá.