Se va un ídolo: Germán Cano dejó de ser jugador de Independiente Medellín

El atacante de 31 años se despide como el goleador histórico del DIM con 129 anotaciones y con una cifra astronómica: marcó 75 goles en los últimos dos años.

DIM

Acabó la era de Germán Cano en Independiente Medellín. Este viernes, el cuadro antioqueño le reveló a la opinión pública que el delantero argentino presentó su carta de renuncia y que buscará un nuevo equipo en el exterior.

El atacante de 31 años se despide como el goleador histórico del DIM con 129 anotaciones y con una cifra astronómica: marcó 75 goles en los últimos dos años. Asimismo, se convirtió en el jugador con más dianas (20) en la historia de los torneos cortos en una misma edición de la Liga Águila. Desplazó a Miguel Ángel Borja, quien hizo 19 con el Cortuluá en 2016. 

Y dice adiós, de alguna manera, con su cuota pendiente saldada: un título. Cano fue clave en el trofeo que obtuvo el Independiente Medellín en la Copa Águila 2019. 

Los pasos del Matador

Germán Ezequiel Cano nació en Posadas, una pequeña ciudad en la provincia argentina de Misiones. Muy joven llegó a Buenos Aires para cumplir su sueño de ser futbolista y el 17 de febrero de 2008 lo cumplió, con la camiseta de Lanús.

Estuvo después en Chacarita Juniors y viajó a Colombia a mediados de 2011 para reforzar al Deportivo Pereira. Pero fue en Medellín, tras un breve paso por Nacional de Paraguay, en donde el artillero argentino encontró su lugar en el mundo. A punta de goles, muy pronto se convirtió en ídolo de la afición del Poderoso de la Montaña, que lo extrañó en la final ante Millonarios, esa que no pudo jugar debido a una lesión de rodilla.

En tres temporadas vestido de rojo marcó 54 goles en 99 partidos. Y el club se dejó seducir por ofertas que llegaban de México por su goleador. Lamentablemente en territorio azteca Cano no pudo brillar. Las lesiones, entre ellas una de ligamento cruzado que lo dejó fuera de las canchas durante ocho meses, y la falta de continuidad conspiraron contra sus estadísticas y en tres años solamente consiguió 21 anotaciones con Pachuca y León.

Santa Fe, Cali y Nacional lo tentaron. Su prestigio en Colombia seguía intacto, pero en caso de regresar quería hacerlo en el Medellín. Y a finales del año pasado todo se concretó. El 12 de enero el goleador volvió a casa y lloró en el aeropuerto de Rionegro, hasta donde cientos de hinchas llegaron para darle la bienvenida y verlo nuevamente con la camiseta número 14.

Y en el Atanasio Girardot el 'Goleador del Pueblo' se reencontró con su fútbol. Se convirtió en el primer futbolista en la historia de los 34 torneos cortos en ser el goleador de las dos ediciones del año. En el primero anotó 12 y en el segundo 20.

Tras reencontrarse consigo mismo, se va como un ídolo. Y como uno de los mejores delanteros extranjeros que han pasado por el fútbol colombiano.

 

894597

2019-12-06T12:28:49-05:00

article

2019-12-06T12:33:37-05:00

tblanco_1279

none

Redacción deportes

Fútbol Internacional

Se va un ídolo: Germán Cano dejó de ser jugador de Independiente Medellín

77

3048

3125