Cuarta cita consecutiva para los helvéticos

Suiza, el país 27 con cupo al Mundial de Rusia

Los helvéticos empataron sin goles con Irlanda del Norte, en condición de local, y se clasificaron al evento del próximo año gracias al triunfo por 1-0 en el juego de ida.

Los suizos jugaron el repechaje tras ser segundos en su grupo por detrás de Portugal.EFE

En un terreno de juego lodoso, con una llovizna incómoda a lo largo de los 90 minutos y con más orden que el rival, Suiza se convirtió en el país 27 en lograr el tiquete el Mundial de Rusia el próximo año tras igualar sin goles con Irlanda del norte en el estadio St. Jakob Park de Basilea. A los dirigidos por Vladimir Petkovic les bastó la ventaja de un tanto obtenida en el juego de ida para festejar así la clasificación a la cuarta cita de manera consecutiva (en Brasil 2014 perdió con Argentina en octavos de final).

Aunque los locales contaron con las opciones más claras, el portero Michael McGovern evitó la caída de su arco, sin contar la mala definición de los delanteros suizos, sobre todo de Haris Seferovic, quien tuvo tres ocasiones para sentenciar todo, pero no pudo concretar. De hecho, la figura del encuentro fue Ricardo Rodríguez, el jugador de madre española y padre chileno que no solo antoó el único tanto de la eliminatoria (penal inexistente en el juego de ida), sino que en los minutos de adición sacó una pelota de la raya cuando una mala salida de Yann Sommer dejó expuesto el arco de los helvéticos.

El nacido en Zurich, que hace algunas semanas se lamentó por la no clasificación de Chile al Mundial, fue el héroe de la llave, demostrando razones confiables para ser uno de los líderes de su selección el próximo año en Rusia. Los irlandeses, con más ganas que fútbol, complicaron todo hasta el final, apostándole a los centros desbocados al área y adelantando todas sus líneas para buscar el error del otro.

Sin embargo, Petkovic, que desde la línea pedía el apoyo del frío público suizo, acertó al enviar al campo a Breel Embolo, quien en apenas nueve minutos de acción tuvo dos remates a puerta y generó una falta en el borde del área que ayudó a que los segundos finales se consumieran. Alegría en Suiza desazón en Irlanda del Norte, donde todavía se siguen lamentando el penal que no fue y que los dejó fuera de la fiesta más grande del fútbol.