Teófilo Cubillas: crónica de una tragedia y un segundo aire

El histórico jugador peruano volvió al profesionalismo tras un accidente aéreo que sufrió su amado club, Alianza Lima. La historia.

Cubillas es uno de los hombres más importantes en la historia del fútbol peruano.EFE

Una noche Alianza Lima perdió a todo su equipo. Un accidente aéreo acabó con la vida de 16 jugadores y de su entrenador, pero superó el momento más trágico de su centenaria historia de la mano de Teófilo 'El Nene' Cubillas, que a sus 38 años volvió del retiro para liderar la reconstrucción del equipo.

Lea también: Didí, el ídolo brasileño que fue héroe en Perú

Hacía apenas dos años que Cubillas, leyenda de Alianza Lima y de la selección peruana, el centrocampista más goleador de la historia de los mundiales, se había retirado en 1986 en olor de multitudes con un partido entre Alianza y una selección de América.

Ni en el peor de sus sueños se imaginó ese día que menos de dos años después tendría que volver para ayudar al club de sus amores, que lloraba la muerte de 'los potrillos', una generación que apuntaba a lo más alto con Luis Escobar, José Gonzáles Ganoza, Alfredo Tomassini y el técnico Marcos Calderon, entre otros.

Cuando el Fokker F-27 de la Armada peruana se estrelló el 8 de diciembre de 1987 sobre las costas de Lima, a Alianza le restaban por disputar 12 jornadas para finalizar la fase regular de la liga peruana que parecía que se adjudicaría con una solvencia incontestable. Era líder con un punto de ventaja sobre Unión Huaral.

Fue ahí que Cubillas asumió la responsabilidad de echarse el equipo a la espalda y liderar una plantilla hecha de retales solidarios de otros equipos, entre ellos el Colo Colo, que cedió a cuatro futbolistas. También se le unió José 'El Patrón' Velásquez, que volvió a Matute para retirarse en Alianza.

Solo habían quedado vivos siete futbolistas que por diversas circunstancias no habían viajado para el partido a cuyo regresó ocurrió el accidente, entre ellos Juan Carlos Illescas, Benjamín 'Colibrí' Rodríguez, César Espino y un jovencísimo Juan Reynoso.

Si antes de su vuelta a las canchas Cubillas ya era símbolo de Alianza Lima, su regreso lo encumbró a la categoría de héroe para la afición aliancista.

'El Nene' fue el estandarte de la reconstrucción de Alianza, que en pocos días resurgió de sus cenizas y logró llegar a la final de la liga, pero al tratarse de un equipo muy joven e inexperto en general, el título fue a parar a manos de Universitario, su eterno rival.

Antes de Navidad, Cubillas ya se puso la camiseta blanquiazul para disputar un cuadrangular amistoso y solidario en un estadio Alejandro Villanueva a rebosar, donde Alianza se midió al Independiente de Avellaneda.

(La sabiduría de Alfredo Di Stéfano)

Recién el 3 de enero de 1988 se reanudó la liga peruana y Alianza ganó 2-1 con doblete de Juan Carlos Illescas, pero en ambos tantos Cubillas fue fundamental. Le hicieron la falta del penalti que devino en el primer gol y dio el pase del segundo.

Durante esta reaparición de urgencia, Cubillas jugó 13 partidos y anotó ante el Sporting Cristal su último gol con la camiseta de Alianza Lima. Fue el 20 de marzo de 1988 en el Estadio Nacional, donde los blanquiazules jugaron los partidos de visitante de esa temporada para evitar más desplazamientos en avión.

Tras terminar el campeonato, Cubillas aún se sentía con fuerzas y alargó su segunda etapa como jugador para militar en los Fort Lauderdale Strikers y los Miami Sharks, de Estados Unidos, hasta que, en 1989, se retiró de manera definitiva con 40 años, 4 más de los que tenía cuando colgó los botines la primera vez.

 

920253

2020-05-19T15:00:06-05:00

article

2020-05-19T15:00:06-05:00

sarenas_262225

none

EFE

Fútbol Internacional

Teófilo Cubillas: crónica de una tragedia y un segundo aire

61

4476

4537