Tolima eliminó a Nacional y es semifinalista de la Liga Águila

El conjunto “Pijao” venció al cuadro antioqueño desde el punto penal gracias a una actuación estelar de su portero, Joel Silva.

@cdtolima

Frío y desolado Atanasio, con tantos puestos vacíos. El semestre de Juan Manuel Lillo al frente de Atlético Nacional no convenció y llegó a su final tras empatar en el marcador global 2-2 y caer 3-1 por la definición del punto penal frente al Tolima. Noche iluminada de Joel Silva.

Día de porteros: los reflectores en los 90 minutos fueron para Franco Armani. En los penales, Joel Silva se quedó con todas las portadas. El paraguayo atajó dos penales y fue figura en un triunfo que los certifica como los terceros semifinalistas de la Liga Águila II tras Santa Fe y Millonarios. Este domingo, Júnior y América definirán al cuarto (5:15 p.m. Win Sports).

El conjunto dirigido por Alberto Gamero es un equipo ordenado en defensa, con presión alta y explosivo gracias a la velocidad de sus atacantes. En contraste, el "tiquitaca" que quiso transcribir Juan Manuel Lillo en el ADN de Atlético Nacional no llegó a final feliz. Las críticas de la hinchada y la poca asistencia al estadio son la fiel muestra de que el equipo no estaba desplegando el fútbol vistoso que acostumbraron los tiempos de Juan Carlos Osorio y Reinaldo Rueda.

Cuando el nombre de Bismark Santiago sonó como el del árbitro encargado para dirigir el duelo de vuelta entre Nacional y Tolima varios hicieron su voz de protesta. Que es muy joven, que los nervios, la presión, el Atanasio... El colegiado de 24 años tuvo un partido impecable: dos penaltis y una expulsión bien decretadas. Muchas veces se les critica, pocas se les valora su trabajo. 

El primer tanto del compromiso fue obra de Luis Carlos Ruíz 30 segundos después del inicio del segundo tiempo. El atacante recibió de espaldas y con un ágil movimiento se quitó la marca y con un remate cruzado rastrero rompió el silencio en el Atanasio Girardot. Cinco minutos después, Dayro Moreno transformó un penal en gol luego de una infantil mano de Quiñones, quien acababa de ingresar.

El descuento lo anotó Marco Pérez (56’) por la misma vía tras una falta de Edwin Velasco sobre Sebastián Villa. Penalti colocado imposible para Franco Armani. Con el marcador global empatado 2-2, la definición desde los 12 pasos era la vía del desempate.

Joel Silva atajó los penales de Mosquera y Bocanegra mientras Ruíz mandó el suyo al horizontal. Los pijaos se impusieron 3-1 y sellaron su pase a semifinales de la Liga Águila. Enfrentarán a Independiente Santa Fe por un cupo a la final.