"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 7 horas

Tras 119 días sin marcar: Miguel Borja anotó un golazo en el triunfo del Palmeiras

El colombiano convirtió el 2-0 definitivo con el que el Palmeiras se impuso frente a Ponte Petra. Un tanto con sombrerito incluído.

Borja anotó su cuarto gol en el Brasileirao. @Palmeiras

Lo tenía guardado. El nudo que sentía en el estómago lo carcomía por dentro. Afuera se hablaban muchas cosas, todas negativas. Los días pasaban y los goles no llegaban, los minutos tampoco. Pasaron 119 días para que Miguel Ángel Borja volviera a celebrar un gol, lo hizo en el triunfo 2-0 del Palmeiras sobre Ponte Petra. Un tanto que fue más bien una catársis para sacar todo eso que tenía adentro.

El colombiano ingresó a los 39 minutos por Willian, quien salió lesionado. Su equipo ya ganaba 1-0 luego de un gol de Keno (28'). Borja sentenció el compromiso luego de una gran anotación (73') tras hacerle un sombrero al arquero rival para mandarla de cabeza al fondo de la red. El exjugador de Atlético Nacional marcó su séptimo gol con la camiseta del Palmeiras y el cuarto en el presente Brasileirao, en el que ha jugado ocho partidos. 

Sus números no son para nada malos, pues Borja registra apenas 469 minutos en la Serie A de Brasil y sólo ha jugado un partido completo. Convierte un gol cada 117 minutos. 

Yerry Mina, quien esta semana volvió a entrenamientos ya recuperado de su lesión, no fue convocado y reaparecería con el cuadro paulista el próximo domingo frente a Gremio luego de más de dos meses de ausencia. El Palmeiras es cuarto con 50 unidades, 9 menos que el líder, Corinthians. 

Borja llegó con bombos y platillos a Brasil. Con el aval de ser proclamado como el mejor jugador de América, galardón que entrega el diario El País de Uruguay. Venía de brillar en la fase definitiva de la Copa Libertadores que ganó Atlético Nacional en 2016 y se convirtió en el jugador más caro en la historia del Palmeiras (10 millones de dólares).

Esa presión y la cultura no lo han dejado sobresalir. Marcar, sin lugar a dudas, será el primer escalón. Se acabó la sequía, el contador quedó en ceros: un gol analgésico para Miguel Ángel Borja. 

 

Temas relacionados