Un estadio del Mundial de Rusia tendrá dos tribunas por fuera del escenario

El Ekaterinburg Arena no cumplía con los requisitos de la FIFA al no tener una capacidad de 35.000 espectadores. Los arquitectos tuvieron que usar su imaginación.

@Fifaworldcup

Faltan 247 días para que empiece el Mundial. El pasado martes, el presidente de Rusia, Vladimir Putin, reconoció que algunas de las obras están atrasadas. Y uno de los problemas más sensibles, el del estadio Ekaterinburg Arena. Su capacidad era de 27.000 espectadores y no de 35.000 como lo exige la FIFA.

Es por eso que los rusos se las ingeniaron y construyeron dos tribunas por fuera del escenario que serán retiradas una vez se acabe la cita orbital. Así lo hizo saber la página oficial de la FIFA.

“El estadio conservará su fachada histórica, aunque el techo y las gradas temporales se instalarán para el Mundial de Rusia”, afirmó el ente rector del fútbol mundial.