Xabi Prieto: “Prefiero quedarme con la buena imagen de John Viáfara”

Noticias destacadas de Fútbol Internacional

El ex jugador de Real Sociedad habló del colombiano, hoy extraditado a los Estados Unidos, con quien compartió en el equipo de San Sebastián.

Una pareja de turistas que camina por el voladizo de la playa de La Concha, en San Sebastián, se cruza con él y por el afán de la foto perfecta antes del ocaso le piden, casi sin mirarlo a los ojos, que les saque un retrato con el celular.

- ¿Así está bien?

- Sí, muchas gracias, quedó perfecta.

La interacción no dura más y los viajeros siguen su camino. Pero luego de dar unos pasos un hombre que pasea su perro, y que fue testigo del momento,  los detiene y les dice: “¿Sabéis que quién os ha tomado la imagen es una de las leyendas de Real Sociedad?”. Los extranjeros caen en cuenta y tratan de ubicar a Xabi Prieto con la mirada, pero ya la noche ha caído encima y se hace imposible verlo.

Puede que fuera del País Vasco, incluso en la misma España, haya personas que no sepan la historia del futbolista que nunca quiso irse de su ciudad y que hizo toda su carrera en un mismo club a pesar de tener ofertas de otras instituciones, pero en San Sebastián Xabi Prieto no pasa desapercibido para los suyos, para las gentes que lo ven todos los días  llevando a sus hijos al colegio (como lo hace Xabi Alonso), tomándose un café enfrente de la Biblioteca Municipal o, simplemente, caminando por el casco histórico de la ciudad. 

Como futbolista fue sinónimo de elegancia, entrega e incondicionalidad en medio de las adversidades. Ahora, como ex jugador, mantiene la calidez al habla, la sonrisa espontánea y la sencillez. De hecho, le dio igual que esta entrevista no se realizara en una lujosa terraza del Hotel Londres, donde estaba pactada, sino al lado de la playa y con el ruido del mar, algo que, definitivamente, hizo que el diálogo fuera mucho más natural.

¿Qué recuerdos le trae la playa de La Concha?

Bueno, acá es donde todos los jugadores de San Sebastián, o la mayoría, aprendimos a jugar fútbol. Uno mismo demarcaba la cancha en la arena y armaba los arcos. No importaba si llovía, si hacía frío, acá pasabas horas y horas con la pelota.

¿Por qué nunca se fue de Real Sociedad si tuvo grandes ofertas?

Pudo más el arraigo a la tierra. Desde pequeño sueñas con llevar la camiseta de la Real y cuando lo haces entiendes lo que hay detrás. Acá estaban mis amigos, mi familia y me sentía querido por la gente.

¿Qué clubes lo buscaron?

Varios grandes, en los que de seguro iba a ganar más dinero, pero la respuesta siempre fue no. Ya no vale la pena nombrarlos.

¿Es verdad que cuando la Real desciende una de las opciones para solventarse económicamente era venderlo a usted?

Fue un pasaje duro, pero no me veía con otra camiseta. Negociamos con las directivas y les hice entender que así como había bajado con el equipo también quería estar ahí para ayudarlo a subir.

Le puede interesar: Iñaki Williams, la pantera de Athletic

¿Qué recuerda del 13 de junio de 2010 cuando, luego de tres años en segunda división, el equipo vuelve a ascender?

Fue un día increíble. Le ganamos 2-0 a Celta de Vigo en Anoeta. Más de 30 mil aficionados en las tribunas, otras 15 a las afuera del estadio cantando. Marqué el primer gol de penal, con paradita y todo.

¿Ese fue el momento más emotivo de su carrera?

Bueno, no recuerdo el año, pero también hay un clásico contra Athletic, el último que se jugó en el antiguo San Mamés. Ganamos 3-1 y les dolió mucho. Igualmente jugar la Champions e ir a Old Trafford a enfrentar a Manchester United y a Bayer Leverkusen. Eso fue increíble.

¿Qué nos puede decir del colombiano Jhon Viáfara, recientemente extraditado a Estados Unidos por narcotráfico y con quien compartió una temporada en Anoeta?

Era muy simpático, extrovertido, nos hacía reír mucho con sus ocurrencias. Una gran persona tanto en la cancha como en el camerino. La verdad es una lástima que haya pasado esto. Lo hemos hablado con varios compañeros y nos seguimos sorprendiendo por lo sucedido. Pero, bueno, uno no puede juzgar sin conocer bien las cosas y prefiero quedarme con la imagen del colombiano amable, cálido y compañerista. Mantuvimos contacto recién se fue, pero después dejamos de hablar.

¿Y de Jonathan Estrada?

Bueno, estuvo poco, jugó poco, pero siempre andaba risueño. Al comienzo era titular, pero después no pudo mantenerse porque apareció un chico muy talentoso, que jugaba con el mismo perfil y que venía de nuestra cantera, de Zubieta: Antoine Griezmann. De vez en cuando intercambiamos mensajes, pues seguimos en contacto.

Puede que por primera vez en la historia haya una final vasca en la Copa del Rey...

Es emocionante, sobre todo para clubes como la Real y Athletic que año tras año tiene que pelear con otros más grandes, con presupuestos enormes, en la liga española. Para nosotros, al igual que para ellos, la Copa del Rey es un trofeo muy codiciado, si le sumas que no la ganamos desde 1987 y ellos desde 1984. Todavía falta pasar las semifinales, pero sería lindo ver un duelo vasco en Cartuja.

*Invitado al País Vasco por LaLiga

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.