27 Nov 2020 - 6:28 p. m.

Accidente de Chapecoense: una lágrima al alba

Pocas mañanas han sido tan tristes como la del 29 de noviembre cuando se confirmó que la mayoría del equipo brasilero, que venía a disputar la final de la Copa Sudamericana ante Atlético Nacional, perdió la vida.

Era la medianoche del 28 de noviembre de 2016. Estaba a punto de dormir y decidí revisar por última vez el celular. En Twitter se informaba que el vuelo 2933 de LaMia -donde viajaban 77 personas, la mayoría del Chapecoense, el equipo revelación que jugaría la final de la Copa Sudamericana ante Atlético Nacional en Medellín- había perdido contacto con la torre de control del aeropuerto José María Córdova y se desconocía su paradero.

En mi memoria no existía un solo suceso que me hiciera pensar que terminaría en buenas noticias la desaparición del avión. Temí lo peor. Enseguida recordé el accidente del Grande Torino, del 4 de mayo de 1949, o el del Manchester United el 6 de febrero de 1958, o el de The Srongest el 26 de septiembre de 1969.

Comparte: