11 Nov 2020 - 3:20 p. m.

Barranquilla, el fortín de la selección de Colombia

El combinado nacional ha conseguido cinco clasificaciones a mundiales jugando en el estadio Metropolitano. La primera, a Italia 1990.

Para el Mundial de Chile 1962, el primero al que clasificó Colombia, el seleccionado nacional ofició de local en el estadio Nemesio Camacho El Campín. Así continuó sucediendo durante varios años, pero los resultados positivos no volvieron a aparecer. Hasta que para el camino a Italia 1990 Francisco Maturana encontró en Barranquilla las condiciones ideales para implementar su juego de toque y elaboración y sacar ventaja con la humedad y la temperatura.

Le puede interesar: Las escuelas que han marcado la historia del fútbol colombiano

El objetivo se logró. El combinado tricolor se instaló en la Copa del Mundo de Italia tras un recordado gol del Palomo Usuriaga en el repechaje ante Israel. Para Estados Unidos 1994, la capital del departamento del Atlántico continuó siendo, como se le conoce ahora con naturalidad, “la casa de la selección”.

Y los dirigidos por Maturana fueron los mejores de la eliminatoria con un rendimiento del 83,33 %, superando a Brasil (75 %) y Bolivia (71,33 %). Colombia fue primera del Grupo A y envió al repechaje a la Argentina del Coco Basile, que venía de ser campeona de América, tras la histórica goleada 5-0 en el estadio Monumental de Núñez.

Para Francia 1998 la Conmebol implementó el sistema de todos contra todos y Colombia, jugando de local nuevamente en Barranquilla, conquistó 28 puntos, fue tercera y logró una nueva clasificación a la máxima cita del fútbol. En el estadio Metropolitano Roberto Meléndez, los colombianos lograron 75 % de efectividad.

Para el primer Mundial asiático, el de Corea y Japón 2002, Colombia volvió a jugar en Bogotá, no clasificó y no consiguió cupo al repechaje, pues terminó sexta con los mismos puntos de Uruguay (27), pero con una peor diferencia de gol.

En el camino hacia Alemania 2006, Barranquilla volvió a ser la casa de la selección, pero Colombia volvió a terminar sexta, un punto por debajo, nuevamente, de Uruguay. Los malos resultados cesaron después de Sudáfrica 2010, eliminatoria en la que Colombia jugó en Bogotá y Medellín y terminó séptima.

(Francisco Maturana: “A la selección Colombia procuro no verla”)

Para Brasil 2014 el argentino José Néstor Pékerman decidió volver a Barranquilla, pero, sobre todo, formó un equipo que jugaba muy bien, que deleitó con sus exhibiciones en el Metropolitano y finalizó segunda en la clasificación, con 30 puntos, solo dos por debajo de Argentina. En esa Copa del Mundo Colombia consiguió su mejor participación tras llegar hasta cuartos de final.

Pékerman dirigió también a la selección hacia Rusia 2018, de nuevo con Barranquilla como sede. El equipo nacional cambió su manera de jugar y terminó cuarto, un punto por arriba de Perú, que fue la que disputó el repechaje.

En conclusión, jugando en Barranquilla, únicamente no se ha clasificado a Alemania 2006. Es decir, la capital del Atlántico es el fortín de la selección que en la actualidad dirige el portugués Carlos Queiroz y que busca clasificar a Catar 2022. Un nuevo paso hacia ese objetivo se intentará dar este viernes (3:30 p.m., Gol Caracol), cuando Colombia reciba a Uruguay en el Metropolitano.

@DeportesEE

Comparte: