27 Apr 2016 - 2:31 p. m.

Leicester suma fanáticos globales y agotan camisetas

Obtuvo 104 millones de libras la temporada pasada, de los cuales 2,4 millones de libras provinieron de la venta de ropa.

Bloomberg News

El argentino Leonardo Ulloa celebra un tanto contra el Norwich City. / AFP
El argentino Leonardo Ulloa celebra un tanto contra el Norwich City. / AFP

En su improbable ascenso a la cima de la Premier League inglesa, el equipo de fútbol Leicester City ha conquistado a fanáticos por todo el mundo. Pero si esos fanáticos quieren una camiseta del equipo, no tendrán suerte.

Al no estar preparados para esta inesperada popularidad, los Foxes se quedaron sin camisetas.

El local oficial del club en King Power Stadium en Leicester vendió sus últimas existencias hace meses –incluso se vendió la ropa que llevaban los maniquíes–. Ocurre lo mismo en Tailandia, el hogar del propietario del club, donde el apoyo al equipo, que nunca ganó un título en la máxima categoría en sus 132 años de edad, ha ido aumentando con cada victoria. En su sitio web, la única vestimenta disponible de los uniformes de esta temporada es un par de medias azules.

Un portavoz del equipo dijo que “las ventas de las réplicas de los conjuntos [de esta temporada] han roto todos los récords, con una demanda sin precedentes que llevó a la poca disponibilidad camino al final de temporada”. Puma SE, el fabricante de las camisetas, declinó realizar comentarios.

Andy Anson, máximo responsable de Kitbag Ltd., que dirige las tiendas online de varios de los principales equipos de fútbol, incluyendo Manchester United y Real Madrid, dijo que Leicester estaría aportando cerca de 1 millón de libras (US$1,5 millones) a las ganancias.

Cenicienta global

Los equipos normalmente compran mercadería para todo el año al comienzo de la temporada, dijo Anson. Leicester, que mantuvo con dificultades su lugar en la Premier League la temporada pasada, no previó que se convertiría en una cenicienta global.

Habrán comprado un número que corresponde a obtener el último puesto otra vez”, dijo Anson. “Nadie pudo haber esperado esto”.

En comparación con el dinero que se obtiene por la televisión, las ventas de mercadería oficial representan solo una pequeña fracción de los ingresos de los clubes más chicos de la Premier League. Leicester obtuvo 104 millones de libras la temporada pasada, de los cuales 2,4 millones de libras provinieron de la venta de ropa, de acuerdo a los datos de la empresa. La venta de camisetas, que representa la mayor parte de las ventas minoristas de la gran parte de los equipos, no fue desglosada.

Incluso minoristas independientes se han quedado sin las camisetas que todos quieren tener, las cuales cuestan cerca de 45 libras. JC Sports, un minorista de Leicester conocido por su colección de ropa del equipo local, se quedó sin ninguna camiseta salvo una versión infantil de la camiseta alternativa negra, dijo el propietario del local, Ashok Chatwani. Hasta que se quedó sin stock hace unas cinco semanas, el local había vendido cerca de 3.000 camisetas para adultos –20 por ciento más que en toda la última temporada.

Nuestras ventas son del triple o casi el cuádruple que las del año pasado”, dijo. “Sin dudas invertiremos en un local más grande”.

Las órdenes no se limitan a los residentes de Leicester. El local ha hecho envíos de camisetas –las más populares llevan los nombres del goleador estrella Jamie Vardy y de Riyad Mahrez, el delantero de Argelia que fue nombrado ayer jugador del año del fútbol inglés– hasta China, Australia, Malasia, Indonesia y Tailandia.

Todos apoyan al equipo ahora”, dijo Chatwani.

Incluso la cúpula de la Premier League tiene dificultades para obtener una camiseta. En vísperas de un evento de la liga esta semana, el equipo del Leicester fue el último de 20 uniformes que se encontraron para exhibir.

La camiseta de la nueva temporada se dará a conocer el 7 de mayo.

Temas relacionados

FanáticosLeicester
Comparte: