1 Feb 2018 - 2:45 a. m.

Millonarios debutó en la Libertadores con un empate sin goles frente a Corinthians

El cuadro embajador no hizo valer su condición de local. Igualó 0-0 contra el conjunto brasileño en el primer encuentro de ambos equipos en el grupo G del torneo continental.

Redacción Deprotes

Los jugadores de Millonarios lamentan el empate sin goles frente a Corinthians.  / Christian Garavito
Los jugadores de Millonarios lamentan el empate sin goles frente a Corinthians. / Christian Garavito

Sin goles. Sin esa emoción incontrolable que produce marcar se fueron los hinchas del estadio El Campín en Bogotá. Millonarios y Corinthians empataron 0-0 en el debut de los dos en el grupo G de la Copa Libertadores 2018. Fue un partido intenso, frenético. Colombianos y brasileños iban de un lado al otro en el gramado del escenario capitalino. La mitad de la cancha era tan solo una estación para esperar los saques de metas, el partido poco se centró en ese sector. Pero ninguno de los dos pudo marcar, contaron con opciones, pero no concretaron y al final el castigo fue un debut en blanco. 

Atacar, atacar y atacar. Esa fue la mentalidad de Millonarios en los primeros 45 minutos. Lo hicieron por derecha con Jair Palacios y Christian Huerfano. Por izquierda con Elícer Quiñónez y Felipe Banguero. Los primeros fueron más insistentes que los segundos, más profundos y generaron por esa zona más peligro. Por ahí se crearon las opciones más importantes, volaban centros que tensionaban al arquero Cassio y a uno que otro hincha brasilero. Ese costado parecía una autopista, Maycon y Vital, guardianes de ese sector, no oponían resistencia alguna parecían un semáforo en verde, dando vía libre.

Sin embargo, la jugada más clara de los primeros 45 minutos, nació por la zona izquierda. Centro de Macallister Silva que sobró a toda la defensa. El balón llegó directo a Ayron del Valle, quien solo frente a la portería visitante y cuando tenía posibilidad de pararla y pegarle, optó por rematar de cabeza y el esférico se fue desviado. Todos los sentimientos de temor pasaron como una gota de agua fría sobre la espalda de los jugadores del Corinthians. Susto, tembladera, impasibilidad, sobresaltos, intranquilidad. Todos en un segundo.   

Aunque los azules dominaron a placer en esos 45 minutos. En el fútbol la posesión solo marca diferencia si el balón entra dentro de los tres palos del rival. Eso no sucedió. Los locales no aprovecharon las oportunidades y en el segundo tiempo las cosas se pusieron más parejas en El Campín. Los brasileros adelantaron líneas y el encuentro se volvió de lado a lado. Millonarios contó con una posibilidad en la reanudación del compromiso por intermedio de Huerfano. Centro de Quiñónez a Macallister, quien de taco habilitó al mediocampista bogotano, quien no supo definir. Taponazo cruzado que dejó una desazón grande en todo el estadio.

Y Corinthians empezó a manejar el balón. Aparecieron Jadson y Dutra. Las cosas fueron a otro precio. Llegaron por derecha, por izquierda, mientras Millonarios esperaba y contragolpeaba. Los brasileños contaron con una oportunidad importante al minuto 62. La más clara para ellos hasta ese momento. Tras un tiro de esquina cobrado por Jadson y una serie de rebotes, el balón le quedó a Henrique, quien de pierna derecha sacó un remate que se estrelló en el travesaño.

Al final el encuentro fue de ida y vuelta. Sin frenos. Millonarios lo intentó al igual que Corinthians, pero no lograron definir. Terminaron empatando 0-0. Ahora el cuadro embajador se concentrará en América, su rival del domingo en el estadio El Campín. Su próximo encuentro en la Copa Libertadores será dentro de dos semanas, el 15 de marzo frente a Independiente.    

Síguenos en Google Noticias