Alberto Gamero y el reto de dirigir su primer equipo grande

El hombre que sacó campeón al Boyacá Chicó de la Liga y al Deportes Tolima de la Copa Colombia, busca volverse ídolo en el Júnior de Barranquilla, tal como lo hizo otro samario, Carlos Valderrama.

Alberto Gamero, entrenador del Atlético Júnior. / @JuniorClubSA

Desde que Alexis Mendoza dejó la dirección técnica del Atlético Júnior, se supo que era un error. La directiva del equipo Barranquillero intentó remediarlo con la gestión de un entrenador joven, Giovanni Hernández, que en su nueva faceta solo había tenido experiencia en Uniautónoma y Real Cartagena. (Lea también: Deportivo Cali, con múltiples cambios, a salir de la irregularidad)

Los resultados del hombre campeón como futbolista con el “tiburón” no fueron buenos, pese a que llegó a la final de la Copa Águila, que perdió “bailado” ante Atlético Nacional. (Con técnico joven y la contratación de un mundialista, el DIM va por la séptima estrella)

Mientras Alberto Gamero llegaba hasta la final de la Liga con el Deportes Tolima, su nombre era un secreto a voces como el nuevo entrenador del cuadro rojiblanco. Luego de perder la llave definitiva contra Independiente Santa Fe, el samario fue oficializado como estratega del Júnior.

El técnico se reunió con un paisano e ídolo del Júnior, Carlos Alberto Valderrama, campeón en 1993 y 1995 con la escuadra del Atlántico. Gamero espera llenar de gloria al Júnior tal como lo logró “El Pibe”. Para ese objetivo contará con seis caras nuevas. (América conserva la base y busca ser protagonista en la “A”)

Róbinson Aponzá, de 27 años, es un volante que ha militado en América de Cali, Deportes Tolima, Atlético Huila, entre otros. Jonathan Ávila es un defensor central de 25 años que viene de destacarse en Alianza Petrolera. Leonardo Pico, con 25 años llega al club lo que demostró en Patriotas y que no pudo conseguir en Santa Fe.

El resto de contrataciones llegan procedentes de Millonarios: Héctor Quiñónes, lateral izquierdo; Rafael Carrascal, volante de primera línea; Lewis Ochoa, lateral derecho; y Jonathan Estrada, volante creativo, quien precisamente potenció Gamero en el Tolima. (También le puede interesar: Atlético Nacional: se va un crack y llega otro)

El Júnior de Barranquilla luchará por la Copa Libertadores, intentará llegar de nuevo a la final de la Copa Águila y se la jugará por conseguir su octava estrella. Gamero, con un reto importante por delante, el primer equipo grande que dirige.