Alerta máxima en Millonarios: perdió 3-1 ante el Tolima

Este lunes, en reunión extraordinaria de la Junta Directiva de Azul y Blanco S.A., se definirá el futuro del técnico uruguayo Rubén Israel, quien anoche no quiso dar declaraciones, tras la derrota en la Liga Águila. El equipo bogotano es 14 en la tabla. 

El uruguayo Rubén Israel, técnico de Millonarios. / El Espectador
El uruguayo Rubén Israel, técnico de Millonarios. / El Espectador

Tolima terminó de hundir a Millonarios. En una semana, el equipo dirigido por Alberto Gamero desnudó al cuadro embajador y además de eliminarlo en los octavos de final de la Copa Águila, anoche lo venció 3-1 y lo dejó en una muy complicada situación. El técnico uruguayo Rubén Israel no cuenta con el apoyo de gran parte de la hinchada y eso ha generado un ambiente hostil, el cual se ha salido de las manos de todos, incluso de los mismos directivos, quienes también son señalados como los grandes culpables del presente albiazul. Por eso, el presidente Enrique Camacho ha convocado hoy a una asamblea extraordinaria de la Junta Directiva en la que se tomarán decisiones para intentar cambiar el rumbo deportivo del club.

Rubén Israel ni siquiera fue capaz de dar la cara anoche. Cuando se esperaba que asistiera a la rueda de prensa pospartido, el que llegó a hablar con la prensa en el estadio Manuel Murillo Toro de Ibagué fue su asistente técnico, Flavio Robbato, quien lo primero que mencionó fue que sólo estaba autorizado para hablar de la parte deportiva y no de otros temas. No obstante, una de las frases que pronunció fue que “nosotros contamos con un total apoyo de la parte directiva”. En cuanto al funcionamiento del equipo, reconoció que “la situación que estamos viviendo ha generado una ansiedad en los jugadores que no nos está ayudando, es difícil que así se den los resultado”, comentó.

Por su parte, los únicos futbolistas que hablaron fueron el defensor central Carlos Henao y el volante David Macallister Silva, quien afirmó que “nos están haciendo goles que nos están costando los partidos. Queremos que Millos esté en donde lo merece, pero no nos están saliendo las cosas. Tengo fe de que con trabajo vamos a mejorar y vamos a cambiar esto”, destacó. Y en su voz se sentía frustración por la situación y como bogotano e hincha del club se arriesgó a afirmar que el técnico Israel cuenta con el apoyo del plantel. “Tenemos que unirnos más que nunca. Entendemos el malestar de la hinchada, pero creemos en nosotros. El DT tiene el respaldo de todos nosotros. Entendemos los puntos de vista de todos, pero el que persevera alcanza. Estamos trabajando muy duro para que esto cambie, ya llegará el momento de cosechar”, puntualizó.

Carlos Henao opinó en el mismo sentido de Silva y destacó que “el equipo ha venido haciendo un buen trabajo, pero simplemente no se dan los resultados. Toca esforzarnos, tener cabeza fría y mejorar. Tenemos que levantar la cabeza y afrontar lo que se venga”.

Hace seis encuentros que no gana Millonarios y hace mucho tiempo no juega bien. En la tabla de posiciones de la Liga Águila es 14 y en la Copa ya fue eliminado. ¿Pero realmente se solucionarán los problemas saliendo del técnico? Justamente un error que se ha cometido en los últimos años por parte de las directivas es no dejar terminar los procesos y traer entrenadores nuevos en medio de un semestre de competencia, lo que hace que el que llegue a mitad de torneo tenga excusas porque no armó esa nómina y luego, cuando comienza el nuevo torneo y no se obtienen resultados rápidos, se genera un ambiente como el de ahora. Será fundamental la prudencia por parte de la junta directiva, que se reunirá hoy en Bogotá para analizar la situación.