Amaranto Perea: fueron muchas las noches tristes

Tras la lesión de Camilo Zúñiga, Luis Amaranto Perea es una de las opciones de José Pékerman para ocupar el puesto de lateral derecho. Stefan Medina, Juan Guillermo Cuadrado y Santiago Arias, otros candidatos.

El defensa colombiano Luis Amaranto Perea. / EFE

Junto a Farid Mondragón, Aquivaldo Mosquera y Mario Alberto Yepes, Luis Amaranto Perea es uno de los hombres de mayor experiencia en esta selección de Colombia. Internacional desde 2003, ha sufrido dos procesos hacia el mundial fracasados y con 34 años siente que Dios le regaló unos años extra de fútbol para poder cumplir con su sueño: representar al país en la cita más importante del deporte mundial. Junto a los veteranos del equipo de Pékerman ve la posibilidad de estar en Brasil 2014 como un premio: “quizás por lo que nos ha tocado vivir se puede ver de alguna manera que lo merecemos, pero el aporte de todos los que han estado a lo largo de esta eliminatoria ha sido clave para que hoy estemos cerca de darle algo al país”.

“Fueron muchas las noches tristes a lo largo de estos casi 10 años con la camiseta tricolor. Eso me llena de orgullo, porque ahora estamos cerquita de algo muy grande”, destacó.

Para Amaranto, ahora defensor central del Cruz Azul de México, este proceso de la mano de José Pékerman ha sido diferente por la experiencia que tiene el grupo, el roce internacional y la amistad que gozan los integrantes del plantel. “Somos más que una familia, ya nos conocemos desde hace mucho tiempo y eso hace que el ambiente sea único. A lo largo de los años que he integrado el equipo nunca había vivido algo como lo que ocurrió luego del partido frente a Ecuador”, refiriéndose a la celebración que tuvo el grupo al dar un paso importante con el triunfo frente al equipo dirigido por Reynaldo Rueda, el cual le permitió a Colombia llegar a 26 puntos.

Perea comenzó su carrera futbolística con el Medellín siendo lateral derecho. En Boca Juniors de Argentina cumplió con un excelente papel en esa posición, lo que lo llevó a ser comprado por el Atlético de Madrid, en donde jugó en ese puesto en un comienzo, pero poco a poco fue tenido en cuenta como defensor central. Se acomodó y prefirió seguir ahí, en donde es titular indiscutido con el equipo cementero de México. Tras la lesión de Camilo Zúñiga, volver a ocupar el puesto de lateral derecho es una opción que tiene Pékerman, eso sí, Amaranto deja claro que donde se siente cómodo es como central. “He tenido la suerte de ser una pieza funcional en la defensa de la selección. Incluso debuté como lateral izquierdo en un juego en el que reemplacé a Gerardo Bedoya. Si me preguntan si estoy dispuesto a ser lateral derecho, claro que sí. Pero si me preguntan en dónde me siento cómodo, otra sería la respuesta”, aceptó.

“Pékerman no improvisa, ha fortalecido la mentalidad de cada uno de nosotros. Ha explotado a cada uno de los jugadores en la posición donde mejor actúa. Obviamente, si lo necesitan, uno siempre va a estar ahí, pero creo que él tomará la decisión pensando en que el que actúe lo va a hacer bien ahí”, afirmó el 14 de la selección sobre la posibilidad de relevar a Zúñiga.

Uno de los momentos más emotivos de este defensor central con la camiseta de la selección fue cuando se ganó a comienzo de esta eliminatoria 1-2 a Bolivia en La Paz. Ese día, al final del compromiso, Perea lloró ante los medios de comunicación por la gesta lograda. “Hay cosas que no ven ustedes, pero el llanto se ha repetido partido tras partido. La convivencia en esta selección ahora es única. Cada paso que damos, cada logro, es como una recompensa al esfuerzo y a tantas noches difíciles. Merecemos estar en Brasil”, aseguró, y agregó que el ambiente que se ha vivido en Barranquilla a lo largo del camino hacia este mundial ha sido especial. “Hoy por hoy la pasión es muy linda. Nuca había vivido un momento como cuando llegamos acá y toda la gente va con la camiseta de la selección puesta a todas partes. Son cosas que a uno lo comprometen y le dan fuerzas para dar mucho más”.

Si bien desde que llegó Pékerman a la dirección técnica de Colombia no ha perdido en el estadio Metropolitano de Barranquilla, e incluso, no ha recibido ningún gol, Luis Amaranto cree que no hay que confiar en esa cifras, sino seguir preparando los partidos como lo han hecho. “Los números lo dicen, eso ha sido determinante”. Asegura que la clave de esos triunfos en casa es que “tenemos muchas variantes en ataque, entonces si logramos mantener el cero atrás, es muy fácil ganar partidos. Con el volumen de ataque y las opciones que generamos, en cualquier momento llegan goles”.

Finalmente hizo referencia a que se debe afrontar el juego del próximo viernes (4:00 p.m., Gol Caracol) frente a Chile con la misma intensidad de todos los partidos, así con un empate se logre el objetivo de ir directamente al mundial. “Si en algo hemos crecido es en que aprendimos a competir. Ahora intentamos ganarlo todo, más allá del rival, de si es amistoso o no. Siempre salimos a darlo todo en la cancha”.

lmontenegro@elespectador.com

@luisguimonte