América de Cali sueña con regresar a la 'A'

El América de Cali sigue preparándose en Chía para los tres partidos que disputará en enero en Bogotá para definir su regreso a la primera categoría del fútbol colombiano.

La adaptación a la altura de Bogotá es el principal objetivo de los jugadores de América, quienes se encuentran entrenando en Chía. / Gustavo Torrijos

Justamente el miércoles el América de Cali cumplió tres años en la B. Seis torneos en los que a pesar de haberse proclamado campeón de uno, no dio nunca la puntada final y por eso no regresó a la primera categoría. Pareciera que poco a poco se va desinflando la ilusión de volver a la primera división. La hinchada, que en un principio era un aliado primordial, se ha comenzado a alejar de los estadios y cada vez las voces de crítica son mayores. Lo que más se ha cuestionado es la dirigencia, porque no ha podido consolidar un proyecto de retorno serio.

A pesar de los 1095 días de fracasos, el América piensa en regresar a la primera división gracias a una buena presentación en los cuadrangulares de ascenso, los cuales se disputarán en Bogotá del 14 al 21 de enero. Para eso ya llevan cerca de dos semanas entrenando en Chía para acoplarse a la altura. “Acondicionarnos será muy importante. Los jugadores han entendido que para tener un buen rendimiento lo más importante ahora es estar bien físicamente”, le dijo a El Espectador Luis Augusto García, el técnico del equipo escarlata que en su casa-finca a las afueras de Bogotá tiene concentrados a sus dirigidos.

El trabajo se ha dividido en tres fases. La primera del 8 al 23 de diciembre, la segunda del 26 al 30 y la última desde el 2 hasta el momento en que inicie el cuadrangular. “He sentido que los muchachos asimilan muy bien la propuesta nuestra. Les estamos dando consejos que creemos útiles, así que estoy muy optimista porque vamos bien”, reconoció el Chiqui, quien espera con ansias el sorteo de mañana para comenzar a preparar específicamente los partidos frente a los tres rivales que le toquen.

“Dentro de todo ellos tienen claro que el objetivo se debe cumplir. Nosotros sentimos que los muchachos son jóvenes, pero quieren pasar a la historia. Ser los que volvieron a llevar al equipo a la A sería muy importante y eso lo saben”, asegura el técnico bogotano de 64 años, quien fue campeón con el cuadro escarlata en 1997. “Este fue un reto que nunca en la vida tuve la oportunidad de tenerlo. Así que ahora lo estoy asumiendo con mucha ilusión. Todo lo que vivo acá es una novedad”.

Por ahora, como refuerzos, han sido confirmados los zagueros Julio Murillo, Dairin González y Éder Castañeda, el volante Diego Bastos, además del delantero costeño Cristian Subero, este último proveniente de Patriotas. También se están probando el lateral Ariel Sevillano y el arquero David Monsalve. Suena fuertemente la llegada del delantero Ayron del Valle, quien jugó el más reciente semestre con Alianza Petrolera.