América de Cali, un sentimiento desde la cuna hasta el cajón

El conjunto escarlata completó 1130 días en la B. Para muchos un lugar al que no pertenece para otros un castigo a las malas administraciones que ha tenido en los últimos años.

Oscar Pérez

“El América es una institución para el fútbol colombiano y sudamericano. Que a nadie le quepa duda de eso. El amor que le tengo a mi mechita, no lo puedo describir. Crecí viéndolo jugar cada quince días. Ir al Pascual era una aventura pues viajábamos desde Buenaventura, donde vivo, hasta Cali para alentar al equipo. Lo he visto campeón cuatro veces y también estaba en el estadio el día que descendió. Llevamos tres años en la B y duele pero hay que estar junto a este pase lo que pase. Como me enseñó mi papá desde la cuna hasta el cajón”.

Así describía Pedro Rivas, hincha escarlata, su relación con uno de los equipos tradicionales en el fútbol profesional colombiano. Se encontraba a las afueras del estadio el Campin el pasado miércoles 14 de enero, justo cuando el equipo rojo se jugaba una nueva oportunidad de volver a la primera división. Era la primera fecha de los cuadrangulares de ascenso y miles de fanáticos del América, como Pedro, volvían a ilusionarse.

Sin embargo, la pesadilla continuó. Ese día empataron con Cortuluá y luego perdieron con el Unión Magdalena. Los diablos rojos quedaron eliminados y la decepción, los cuestionamientos, insultos y dudas invadieron a los seguidores del equipo. Muchos se preguntaban por qué los directivos, en cabeza del presidente Oreste Sangiovanni, no habían realizado gestiones para traer jugadores de experiencia para afrontar tanto los cuadrangulares del torneo de la B como los de ascenso. Otros insultaban al ‘Chiqui’ García pues no entendían los planteamientos dentro de la cancha. La mayoría de jugadores tampoco se salvaron y fueron recriminados. Desde la tribuna, en las redes sociales y algunos medios, arremetieron contra América. Incluso, a la salida del partido contra el Unión, los hinchas americanos protagonizaron disturbios con agentes del ESMAD. En Cali la policía debió custodiar la sede deportiva americana y evacuar de la administrativa a todos los empleados. El América se hundía un poco más, la agonía en la segunda división se prolongaba 365 días más.

¿Por qué América no ha podido ascender?

Han pasado 1130 días desde aquel 17 de diciembre de 2011 en el que América está en un lugar al que no pertenece. Ese día jamás podrá borrarse de los hinchas y seguidores del torneo Colombiano pues los diablos rojos bajaron de categoría.

Para John Jairo López, entrenador del América desde enero hasta octubre de 2014, lo que le sucede con el equipo vallecaucano es resultado de un compendio de situaciones. “La presión que se tiene en el América no es la misma que las de otros equipos. No todos saben soportar esa presión. El tema de no aguantar un proceso es un factor fundamental. Esa es una ley del fútbol, del deporte. Los procesos se debe respetar y lastimosamente en América aguantar un proceso a largo plazo no es fácil. Quieren todo ya”.

Sobre el fracaso en los cuadrangulares de Ascenso, López piensa que el equipo no jugó mal y que en ambos partidos que disputó, lamentablemente se aplicó un dicho del fútbol y es que el que no los hace los ve hacer. También indicó que los jugadores llegan al América no aguantan el entorno del equipo.

“Muchas personas piensan que el tema del América de Cali es cuestión de si se contrató bien o mal. Yo pienso que el problema no radica ahí”, le dijo López a El Espectador. “El Bucaramanga llevó buenos jugadores y no ganó nada, al igual que el Cartagena. El único equipo que se ha mostrado bien es el Cúcuta. Los otros tres equipo que aún tienen posibilidades de subir a la A son los equipos que han mantenido su proceso inicial caso de Quindío, Cortuluá y Unión Magdalena. Que de cuatro equipos que luchan por el ascenso, tres vengan con un proceso de trabajo, habla de que el problema no es de contrataciones sino de trabajo”.

"No hay mal que dure 100 años, ni cuerpo que lo resista"

Finalmente J.J López señaló que el América va a ascender tarde o temprano pues está seguro que van a llegar jugadores y cuerpos técnicos que saquen el equipó a adelante. "Yo tengo un dicho que dice, no hay mal que dure 100 años ni cuerpo que los resista. Eso es lo que pasa con el América y el ascenso. Se merecen volver a la A, por la afición. Se vuelve una pasión y amor por la institución. El equipo este año debe tener tranquilidad y tratar de respetar un proceso. Ya apostaron por esto y hay que seguir. El ‘Chiqui’ es muy inteligente y sabrá en que utilizar los tres cupos que quedan".

Las Promesas Incumplidas y los retos por afrontar

“América va a ascender en diciembre de 2014 como campeón de la B, porque es una promesa hecha a los hinchas, por ende, no jugaremos el torneo de promoción en enero”. Estas palabras fueron pronunciadas por el presidente escarlata Oreste Sangiovanni el 7 de octubre del año pasado. Ese día gran parte de la hinchada se ilusionó y comentaban que el equipo podía lograr el ascenso. Sin embargo, la situación actual pudo más que la historia y no se dio ni lo uno ni lo otro. Para los seguidores, promesas incumplidas como esa no tienen perdón y ya no le creen a los diferentes proyectos que llegan o los resisten. 

Lo cierto es que en medio de la crisis y las críticas, el América jugará un año más en la B. Sumado a ello no tiene estadio para sus partidos de local pues el Pascual Guerrero estará cerrado mientras le hacen las refacciones necesarias para el Mundial Juvenil de Atletismo de IAAF que se realizará en la capital vallecaucana el próximo mes de julio. El problema se acrecenta pues ni en Palmira ni en Tuluá quieren prestarles sus estadios y Bogotá parece quedar descartada luego de quedar eliminados en los cuadrangulares de ascenso.

Los directivos de América tendrán un difícil 2015, con retos y dificultades que afrontar. Deberán remar un año más contra duros rivales y mantener viva la esperanza de volver a la primera división porque como dicen ellos mismos, “esa sigue siendo la gran prioridad de una institución como el América y todas las decisiones que tomamos están encaminadas a ese oibjetivo”. 

Temas relacionados