América, en la sucursal del cielo

De la mano del técnico Hernán Torres y los goleadores Ernesto “Tecla” Farías y Cristian Martínez Borja, el club escarlata por fin volvió a la primera división.

 Los jugadores de América celebran su ascenso a la primera división del fútbol colombiano. / Cortesía “El País”
Los jugadores de América celebran su ascenso a la primera división del fútbol colombiano. / Cortesía “El País”

Por fin terminó la pesadilla para el América de Cali. Después de cinco largas y duras temporadas en la categoría B, el club escarlata aseguró ayer el ascenso a la primera división del fútbol colombiano, de la que nunca debía haberse ido, luego de vencer 2-1 al Deportes Quindío, en un dramático y emotivo compromiso, adornado por 39 mil camisetas rojas en las tribunas del estadio Pascual Guerrero.

Como aquel 19 de diciembre de 1979, cuando “La Mechita” conquistó la primera de sus 13 estrellas, el 27 de noviembre de 2016 quedará en la historia como el día de la resurrección deportiva, económica y administrativa de uno de los tres más grandes del balompié criollo, al lado de Nacional y Millonarios.

Luego de varios años de crisis, América se fue a la B en diciembre de 2011 y le dio relevancia a la categoría. Varias veces estuvo a punto de ascender, pero la presión que cargaban en sus espaldas jugadores, cuerpos técnicos y directivos era tan grande que impedía que tuvieran cabeza fría en los momentos definitivos.

Esa historia terminó ayer, cuando de la mano del técnico Hernán Torres, de notable campaña en el segundo semestre, el club escarlata terminó primero en el cuadrangular B, con 13 unidades, dos más que el Quindío, que con un plantel mucho más joven e inexperto vendió cara su derrota.

Las figuras del América fueron sus goleadores, el argentino Ernesto “Tecla” Farías, autor del primero gol, y Cristian Martínez Borja, quien de penalti hizo el segundo tanto después de que los cafeteros empataran parcialmente con un autogol de Jhony Mosquera.

Quizás el personaje más importante en esta hazaña del cuatro veces subcampeón de América es el empresario Tulio Gómez, presidente y máximo accionista, quien decidió poner en orden la caza, reestructurar el club y devolverle la grandeza.

Falta todavía mucho para que América recupere el lugar que se merece en el balompié criollo, porque aunque tenga una de las mejores y más numerosas hinchadas del país, deberá mejorar mucho más para ponerse a la altura de Medellín, Cali, Júnior o Santa Fe, ganadores en los últimos años, y muchísimo más aún si le quiere competir a su archirrival, Atlético Nacional.

Aunque es un club grande y sus seguidores merecen celebrar títulos, la prioridad para América en la próxima temporada será mantener la categoría, porque arranca con el mismo promedio del Deportivo Pasto, el último en la tabla del descenso. El nombre del otro club que asciende a la A se conocerá esta noche, entre Deportivo Pereira, Leones y Tigres F.C. Contra uno de ellos definirá América, en partidos de ida y vuelta, el simbólico título de la B, esa que nunca más quiere volver a jugar.

Temas relacionados