Éver Palacios, a sus 41 años, sigue vigente en el fútbol colombiano

El defensor del Chicó, que por poco no juega el Clausura, demuestra estar entero y el domingo hasta cantó otro gol.

Justo una semana después de que Shakira confirmara en el Soccer City de Johannesburgo que el Waka Waka había dejado de ser un himno sudafricano para convertirse en todo un símbolo mundial, Éver Antonio Palacios en La Independencia de Tunja se confirmaba también con su canto como un verdadero ícono del fútbol profesional colombiano.

El Chaca a sus 41 años sigue tal cual su cabeza rapada, brillando en el rentado y el domingo lo hizo con esa exclamación de júbilo que le dio a Boyacá Chicó la primera alegría del Clausura, la cual tuvo además un eco singular porque incluía rabia, desahogo y hasta orgullo. Revancha, en una palabra.

Cuando más disfrutaba de estar activo y la fecha de vencimiento de la carrera no tenía ni siquiera mes, una decisión directiva estuvo a punto de obligarlo al adiós, pero con la misma rapidez de un cierre, fue y volvió. La franja de capitán aún aguardaba por él, está hecha a su medida porque siempre da la talla y, sobre todo, tiene la suficiente voz de mando para saber defenderla.

Ya son 41 y contando, ¿o más bien cantando?

(Risas) La verdad me da mucha alegría y estoy agradecido con la oportunidad que el destino me ha dado de poder aguantar hasta estas alturas en el fútbol colombiano. Eso es algo que enorgullece.

Alcanzó a estar por fuera del Chicó para el Clausura. ¿El que lo hayan reintegrado afectó o le dio más motivación de seguir?

En su momento sí afectó porque el pensado no era salir de esa forma y por otro lado eso te motiva no a demostrar sino a trabajar fuerte para que las personas que iban a tomar ese tipo de decisión se den cuenta de que Éver Palacios tiene todavía al menos para este semestre.

Cuando celebró el gol del domingo, ¿pensó en que pudo estar en la tribuna y no en la cancha?

La verdad que uno se acuerda y tiene como sabor a revanchita. Resultó bastante especial, sin duda, sobre todo porque se estaba jugando bien, y que el equipo gane con un gol tuyo cuando al principio de temporada se tenía tanta incertidumbre resulta bastante satisfactorio.

La gasolina le alcanza hasta diciembre o el tanque sigue lleno para pensar en más…

Al terminar el torneo pasado no tenía la intención de irme, lo mío es el día a día, porque si juegas un torneo bien, de pronto vas a tener trabajito para el siguiente, así que mi objetivo es tener un buen segundo semestre para tener la oportunidad de continuar en el otro, pues lo que me he trazado es establecer un récord en el fútbol colombiano, pero no hacerlo por hacerlo, sino rindiendo al máximo y siendo un ejemplo para los demás.

Si tuviese que elegir un momento de semejante carrera tan extensa, ¿cuál escogería?

Han sido muchos los momentos lindos que he podido vivir en esta carrera y la verdad no me atrevo a escoger uno, diría que todos me han hecho feliz.

¿Y el debut?, por ejemplo…

Ya no sé ni en qué año debuté, sólo me acuerdo que me dio la oportunidad El Flaco Rodríguez en el Medellín, entonces calcule hace cuánto fue eso.

Ya dio vueltas olímpicas con Cali, Nacional y Chicó, ¿cómo le gustaría despedirse del fútbol?

Con otra más, no hay nada que supere la satisfacción de un título y ese es mi sueño.

Con el regreso de Miguel Caneo y Edwin Móvil, quienes estuvieron en el título de 2008, ¿es posible pensar en otro?

Claro, son jugadores de muchas condiciones, pilares en esa campaña y con la experiencia que tienen seguro que le aportarán a este grupo que tiene con qué aspirar. Se lo digo yo que lo conozco bastante bien.

¿Se imagina su vida sin el fútbol?

Precisamente por eso es que me disfruto cada día como futbolista profesional, para después no estar añorando tanto o decir por qué me fui tan rápido o me hizo falta hacer esto o lo otro.

¿Algún rival lo ha molestado aludiendo a su edad para sacarlo de casillas?

Hasta el momento no, creo más bien que les genero respeto a muchos y eso es lo que pretendo, ser un modelo a seguir para los demás. De pronto en el grupo algunos compañeros me molestan y me dicen que me retire ya, que deje de estar dando lora, pero es a manera de broma.

¿Después se ve como entrenador, directivo o empresario?

No lo tengo claro aún, pero sí sé que quiero seguir en el fútbol, que es mi vida. De hecho ya estoy haciendo mis pinitos como empresario, por ejemplo pude descubrir a un jugador como Marco Pérez y ahora tenemos a otros muchachos que esperamos puedan seguir ese camino.

Tiene ojo clínico entonces para encontrar diamantes en bruto…

Bueno, en el caso de Marco, a él lo trajo del Chocó Francisco Lagos, dirigente del Atlético Sugamuxi, un equipo de la primera C que juega en Sogamoso. Un día fui a ver un partido y me llamó mucho la atención, hablé con él, pero pues sus derechos no le pertenecían, así que todo quedó ahí, pero un mes después me llamó al celular a decirme que había quedado libre, lo trajimos a Chicó y mire ya dónde está.

¿Es agradecido o como muchos se olvidan de quiénes le tendieron la mano?

Es un gran muchacho, centrado, que se deja hablar y orientar, por algo ha ido creciendo en esta profesión, y ahora va a jugar al lado de los mejores en la liga del campeón del mundo. Se lo merece y sé que va a aprovechar esta oportunidad para llegar más lejos aún.

 

El tres es su número

La carrera del ‘Chaca’ comenzó el 28 de octubre de 1990, cuando vistiendo la camiseta del Medellín enfrentó a Independiente Santa Fe en el Luis Carlos Galán de Soacha. Ese día disputó todo el encuentro, que terminó igualado a dos tantos.

Tendría que esperar cinco años para gritar campeón por primera vez, ya que dio la vuelta olímpica con el Deportivo Cali en el torneo 1995-96, pero es de los pocos que se ha consagrado con tres equipos diferentes en Colombia, ya que aparte del verdiblanco se colgó la medalla dorada con Atlético Nacional en el 99 y también con Boyacá Chicó en el Apertura 2008.

Ese número de estrellas fue el mismo de partidos disputados con la selección de Colombia en el Mundial de Francia 98, cuando Hernán Darío Gómez le dio la titular, por encima de Iván Ramiro Córdoba. En total, Palacios alcanzó a estar en 10 encuentros con la tricolor absoluta.

Temas relacionados