Colombia se estrena este viernes en la Copa América femenina

Yoreli Rincón ya ha sido figura en categorías juveniles y ahora espera sobresalir aún más.

Con apenas 18 años, muchas a su edad ni siquiera se cuestionan sobre el rumbo a tomar, pero ella desde los 4 supo que debía ir detrás de un balón y en esa carrera Hazleydi Yoreli Rincón ya cuenta con dos mundiales y muchas horas de vuelo encima.

También en cierta forma la historia ha acompañado a esta futbolista, quien clasificó con la tricolor por primera vez a una cita orbital femenina, con título suramericano  de por medio, y hace apenas meses ayudó a inscribirla en el cuadro de honor de la Copa del Mundo Juvenil que se disputó en Alemania.

Y ahora la santandereana, que también será la 10 de la absoluta, quiere volver a territorio teutón el próximo año para codearse con las mejores en la máxima categoría, aunque el requisito de renovación de visa es ser primera o segunda de la Copa América, que empieza este viernes en Ecuador.

¿Cambia mucho la perspectiva de jugar en las menores a una selección mayor?

Es la misma y por eso a este torneo llegamos con el propósito que teníamos cuando viajamos a Alemania: hacer historia. Queremos clasificar por primera vez a una copa del mundo porque es algo que la mayor no ha hecho. Creo que ya es tiempo de salir campeonas porque estamos muy preparadas.

Al ser de las nuevas del grupo, ¿el rol cambia?

La edad no tiene nada que ver. Lo que importa es que en la cancha estén las mejores 11 y por eso hay que pelear por un cupo. Independientemente de la edad, defenderé con honor nuestra camiseta y espero que el grupo también lo dé todo.

¿Cuáles son los rivales a vencer en la Copa América?

Brasil va a pelear por el título, Paraguay también llega muy fuerte, así que va a ser muy parecido al Suramericano de Bucaramanga con la Sub 20.

¿En qué se diferencia este equipo de la juvenil?

Van a ver una Colombia más sólida que la de aquella vez, más tranquila y con mayor tenencia de pelota. Acá ya somos mujeres. De pronto la convivencia es más complicada porque cada quien está metida en su cuento, ya que algunas están pendientes de sus problemas, de sus estudios, de sus hijos y familias.

¿Qué le garantiza Yoreli a la selección?

Media distancia. Cualquier espacio que me den yo pateo de una. Tengo buena visión periférica, sé cuándo corre una compañera para filtrarle el pase. Me van a ver un poco más adelante y libre.

También alista maletas para radicarse en Estados Unidos…

Gracias a Dios iré becada. Estudiaré negocios en la Universidad de Indiana. Por ahora sigo aprendiendo inglés para cuando llegue el momento de irme el otro año.

¿Con quién se entiende mejor en la cancha?

Con Carmen Rodallega. Armamos muy buenas jugadas y tejemos llegadas al arco contrario. Aunque fuera de la cancha no somos tan allegadas, nos entendemos bien dentro.

¿Qué le pide el técnico Rozo?

Ha influido mucho en mi juego. Me ha subido mucho la parte física, modificando cosas de mi juego, con las que al principio no estaba de acuerdo. Con el profesor Pedro Rodríguez, su antecesor, yo podía jugar más libre, pero con Ricardo hay que tocar más rápido, antes de que le llegue el balón a uno hay que estar pasando el balón y por eso era duro al principio.

¿Es una presión tener la 10 de la selección?

No. Siento la responsabilidad de que todos confían en mí porque si tengo esta camisa es porque tengo las capacidades. Entonces cuando algo sale mal le reprochan a uno. Pero ya estoy acostumbrada a la presión.