Santa Fe venció a Itagüí 3-2 en partido de ida de los cuartos de final

Con doblete de Yulián Anchico (m. 38 y m. 60) y tanto de Alejandro Bernal (m. 80) el equipo bogotano dio vuelta al marcador que dominaban los antioqueños con los goles de Cléider Alzate (m. 12 y m. 57).

Entretenido y con muchos goles resultó el partido con el que se cerró la jornada de los partidos de ida en los cuartos de final del torneo Finalización 2011.

Santa Fe e Itagüí Ditaires ofrecieron a los más de 13 mil fanáticos en El Campín un juego lleno de emociones, goles, jugadas polémicas y hasta expulsiones.

El hincha santafereño, acostumbrado a sufrir siempre que su equipo está en la cancha, esta vez no escapó a esa condición y  tuvo que esperar 80 minutos de juego para por fin ver a su equipo arriba en el marcador.

Y es que antes Cléider Alzate había sido el encargado, en dos ocasiones, de silenciar las tribunas del estadio y hacer más tormentosa la ya de por sí fría y lluviosa noche capitalina.

En la primera ocasión el '10' de los antioqueños aprovechó el palo que regaló Camilo Vargas y allí mandó un potente remate imposible de atajar para el portero bogotano. Luego finalizó una jugada que le sirvió en bandeja el goleador de las 'aguilas' Lionard Pajoy para poner hasta entonces el 1-2 en la pizarra.

Pero a falta de goles en los delanteros y empuje desde la mitad de la cancha del lesionado general Gerardo Bedoya, apareció el nortesantandereano Yulián Anchico al rescate de Santa Fe.

El de Villa del Rosario anotó, al igual que Alzate, en dos ocasiones y ambas fueron para devolver la respiración en la fanaticada 'cardenal'.

Itagüí parecía no conocer la palabra ‘refugio’ y siempre propuso a Santa Fe un juego de 'tu a tu' desde el pitazo inicial, pero el desequilibrio en el campo de juego llegó de la mano de una decisión arbitral.

Anderson Zapata se fue a las duchas antes de tiempo por doble amarilla y Santa Fe entonces tuvo 15 minutos finales de juego con un hombre de más en la cancha.

Eso no lo quiso desaprovechar el técnico Wilson Gutiérrez y por eso José Adolfo Valencia entró para refrescar el ataque 'albirrojo' y desgastar aún más la defensa rival, factores que combinados propiciaron tácitamente el tanto de la victoria santafereña.

Porque fue así como Bernal llegó al campo rival con tiempo y espacio suficiente para conseguir el gol de la victoria, gracias a un remate de más de 20 metros que alcanzó a desviar un ya agotado Samuel Vanegas.

Ya sin reacción, Itagüí se dedicó a ver cómo Santa Fe le dio trámite a los diez minutos finales del encuentro en los que Camilo Vargas se convirtió en un espectador más de los que celebraron este triunfo que los invita a soñar con las semifinales, pero claro está, después de defender con éxito esta mínima ventaja en Itagüí el próximo jueves.

Ver Estadísticas, Ficha Técnica y Alineaciones