En carros blindados tuvo que salir Millos de El Campín

La furia de los fanáticos de Millonarios, equipo que el sábado hipotecó sus posibilidades de clasificación a los cuadrangulares semifinales, obligó a los jugadores del equipo a abandonar el estadio El Campín en vehículos blindados de la policía.

El descontento de la afición comenzó a manifestarse en las tribunas, durante el clásico con Santa Fe que Millonarios perdió por 0-2, y las acciones violentas de los 'barras bravas' del equipo azul se registraron en las afueras del estadio, al término del partido.

El autobús de Santa Fe fue atacado con piedras cuando abandonaba El Campín y los destrozos en algunos vidrios causaron heridas leves en las manos y el rostro del guardameta suplente Ramiro Sánchez, quien fue atendido en una clínica.

Otros hinchas violentos se apostaron a la salida de la plantilla del equipo de Millonarios, cuyos jugadores fueron distribuidos en camiones blindados de la policía.

No es la primera vez que en Bogotá hinchas atacan a piedra los vehículos en que se movilizan jugadores.

En marzo pasado, presuntos hinchas de Santa Fe, protagonizaron un hecho simular, al apedrear el autobús del Once Caldas. En la acción resultó herido el jugador Jimmy Asprilla.

La decimoquinta jornada del torneo Apertura del fútbol colombiano celebrada el sábado también resultó perturbada en la ciudad de Cúcuta por peleas entre hinchas de ese equipo que dejó tres heridos durante el partido contra el Boyacá Chicó.