Chicó: Campeón

 Por tiros desde el punto penal, el Chicó Fútbol Club se coronó campeón del Torneo Apertura del Fútbol Profesional Colombiano. En Tunja, los hinchas celebran la primera estrella de este equipo que ascendió de la B en 2003.

El Boyacá Chicó, del argentino Miguel Caneo y el mexicano Mario García, se consagró hoy campeón del fútbol profesional colombiano por primera vez en su historia, tras derrotar 4-2 en la tanda de penaltis al América de Cali, en el partido de vuelta de la final del Torneo Apertura.

Con esto, Boyacá Chicó obtuvo el primer boleto de Colombia para la Copa Libertadores de 2009.

El compromiso disputado en Tunja, terminó 1-1 en el tiempo reglamentario (igual marcador en la ida del pasado miércoles), con tantos de Caneo y el panameño Luis Tejada, del América, ambos de penalti.

En la definición por penaltis, Boyacá Chicó anotó por intermedio de Caneo y los colombianos, Oscar Díaz, Pedro Pino y Ever Palacios. Por América marcaron los colombianos Jersson González y Oscar Restrepo. Sus compatriotas Adrián Ramos y Paulo Arango erraron los lanzamientos
Caneo y el colombiano Iván Velásquez, cedido por el Deportes Quindío al Once Caldas de Manizales, fueron los máximos anotadores del Torneo Apertura, con trece tantos cada uno.

En el Boyacá Chicó, equipo fundado en 2002, en Primera División desde 2004 y dirigido por el colombiano Alberto Gamero, también militan los colombianos Víctor Pacheco y Frankie Oviedo, ex jugadores del Atlante y el América de México, respectivamente.

En el partido muy rápido en los primeros minutos de juego, Boyacá Chicó inquietó la portería del América, defendida por el uruguayo Adrián Berbia, en una jugada en la que Frank Pacheco de cabeza por poco abre el marcador. El equipo local manejaba mejor las acciones ante un América que parecía estar dedicado a defenderse.

El partido se tornó un poco lento, por el respeto mutuo que se mostraron ambos equipos.

Sin embargo, América pudo abrir el marcador en el minuto 33, en un remate que le quedó solo a Adrián Ramos quien envió el balón por encima del travesaño.

Fue entonces cuando Boyacá Chicó retomó el control del juego y en el minuto 36 logró irse en ventaja tras una jugada que partió de Caneo, tras hacer un pase a Frank Pacheco, que cayó en el área chica de América luego de una salida del portero Berbia, por lo que el árbitro Albert Duarte decidió decretar un tiro penalti.

El mismo Caneo con pierna derecha remató y venció la portería americana en el minuto 36, para la ventaja parcial del equipo de Alberto Gamero
América intentó reaccionar, pero el primer tiempo terminó con el marcador en su contra.

En la etapa complementaria, América salió con mayor actitud ofensiva, tanto que en el minuto 46 el panameño Luis Tejada por poco empata el juego, tras un remate que pasó por encima del travesaño.

Aunque Boyacá Chicó no se echó para atrás, fue América el que siguió presionando y en el minuto 58 volvió a crear una nueva oportunidad de gol esta vez por intermedio de Adrián Ramos en un remate que pasó muy cerca del palo izquierdo del portero Edigson Velásquez.

Boyacá Chicó, con sede en Tunja, no se desesperó, pero era el equipo visitante el que buscaba por todos los medios igualar el marcador.

La presión y los roces entre los jugadores se incrementaron y el árbitro Duarte dejó al conjunto de Tunja con 10 jugadores, tras la expulsión de Juan Mahecha en el minuto 79.

Minutos después una falta de Ever Palacios sobre Adrián Ramos del América, llevó una vez más al árbitro Albert Duarte a señalar un penalti, que cobró a la perfección el panameño Tejada para el empate por 1-1 en el minuto 83 del compromiso.

Aunque fue el visitante el que siguió presionando para buscar el triunfo, el tiempo no alcanzó, menos aún cuando le expulsaron a Pablo Armero, con lo que se igualó el número de jugadores en ambos equipos.

El partido acabó y el juez Duarte determinó la definición del título en los cobros del punto penalti en donde Boyacá Chicó superó por 4-2 al América que no pudo alcanzar su estrella 13.

Temas relacionados