Enfrentamientos entre barras bravas dejaron 40 heridos en Santa Marta

<p>Tan solo han pasado tres jornadas de la Copa Colombia y los hechos violentos ya se hicieron presentes en ella, tras suspenderse el partido entre el Unión Magdalena y el Junior de Barranquilla, por los enfrentamientos entre barras, que dejaron un saldo de 40 heridos leves.</p>

El robo de la bandera de uno de los equipos fue el punto que hizo estallar de bronca a algunos aficionados, que no pudieron ser controlados por la policía, en el estadio Eduardo Santos de Santa Marta.

El espectáculo deportivo que había despertado gran expectativa entre la afición por volver a ver un clásico de la Costa después de 3 años de ausencia, no pudo llevarse a cabo, por la 'batalla campal' que se desató, dejando además millonarios pérdidas materiales.

La decisión de utilizar gases lacrimógenos para dispersar a los violentos aumentó su desespero, atacando a las autoridades con piedras y palos.

La situación se hizo tan incontrolable que el partido se suspendió por falta de garantías. Pero no contentos con el hecho, fuera del estadio las barras continuaron con la gresca tras la cual se registró el saldo de 40 heridos.

El episodio registrado traerá graves consecuencias para el estadio Eduardo Santos, que seguramente será sancionado por la División Mayor del Fútbol Profesional Colombiano, Dimayor.

Según lo comentó el presidente de esta entidad, Ramón Jesurún, el partido quedó aplazado para el 16 de abril a puerta cerrada y en un escenario por definir.