Sólo será cuestión de tiempo para que Basílico sea técnico de Santa Fe

Así lo confirmó a El Espectador el presidente cardenal, Armando Farfán.

Pese a que en el entrenamiento de este lunes, en horas de la mañana, Germán Basílico González desmintió que fuera a tomar las riendas del primer equipo cardenal, el presidente de Santa Fe, Armando Farfán, reiteró que de momento es la única opción.

Farfán dialogó con El Espectador desde España y dejó entrever que el hecho de que González no haya querido decir que sí asumirá como técnico tras la renuncia de Hernán Darío Gómez, es porque seguramente no quiere pasar por atrevido al soltar tal afirmación, cuando aún no se ha hecho oficial la salida de ‘Bolillo' ante la junta del equipo.

Sólo hasta este martes, cuando se reúna la junta directiva, de manera extraordinaria, y se oficialice sobre la mesa la renuncia del ‘Bolillo', entonces se dará a conocer, también de manera oficial, el nuevo encargado de las riendas cardenales.

El elegido, claro está, es Basílico González para Farfán, toda vez que el estratega conoce el grupo de jugadores y tiene una estrecha y permanente relación con el primer plantel por dirigir al equipo de Copa Colombia.

Si bien es cierto que González dijo a los medios "que ya pasé por la dirección técnica de Santa Fe y no pienso volver", la junta directiva del club no tiene otro nombre, al menos para que asuma cuanto antes ese cargo.

El Espectador supo también que Juan Carlos Osorio es otro hombre que goza de gran aceptación en la junta del primer campeón del fútbol colombiano, pero su llegada, que de darse sería para el próximo semestre, está en duda debido al alto costo de la cláusula de recesión que tendría que pagar el estratega colombiano en su actual equipo, los Red Bulls de Nueva York.

La derrota que sufrió Santa Fe ante Quindío en la undécima jornada del Apertura 2009 fue la detonante para que ‘Bolillo' Gómez decidiera abandonar el equipo.

Su anuncio, que fue hecho en la rueda de prensa posterior al catastrófico partido, fue criticado por el mismo presidente Farfán al asegurar que fue "poco elegante".