Nadie saldrá de Millonarios mientras siga Quintabani

El técnico Óscar Héctor Quintabani aún cree en sus jugadores.

Una mañana muy nublada y lluviosa fue la que acompañó este martes el primer entrenamiento de la semana de Millonarios. Parecía entonces que el clima se sumaba al ambiente ‘gris y nada cálido' por el que atraviesa el equipo en estos días.

Uno a uno los jugadores llegaron y se acomodaron para escuchar una larga charla con el estratega del equipo, quien como es habitual en el comienzo de la semana, sostuvo una extensa conversación con el grupo.

Llamó la atención que luego de que el técnico dejara el círculo de jugadores, estos últimos se quedaron, unos minutos más, hablando sólo entre ellos.

Parece entonces que si bien los jugadores no tuvieron necesidad de ir a algún lado para respaldar a su técnico, sí hicieron un pacto entre ellos para darle un espaldarazo a su estratega, pero en donde debe ser, es decir, en la cancha.

Falta ver si lo logran demostrarlo el próximo sábado en el clásico capitalino, ante Santa Fe.

Y es que Quintabani ya demostró que se banca a muerte a sus jugadores y que no está dispuesto a que los empiecen, al menos, a señalar y a cuestionar por el bajo rendimiento mostrado.

"Creo en los jugadores que tengo (...) bajo mi gobierno no se va ningún jugador y no avalo la salida de nadie, y si no, también me voy yo". Esas fueron las palabras del técnico de Millonarios hacia el presidente del equipo, Juan Carlos López, cuando se enteró que ya se rumoraba la salida de por lo menos seis jugadores del equipo.

Sin embargo, lo que si no pudo evitar Quintabani, fue la salida de Carlos Marinelli, de quien también se decía que estaba en la ‘lista negra' y quien fue duramente criticado tras la expulsión en el juego que Millos perdió ante Chicó.

"Lo de Carlos (Marinelli) fue muy personal. Tenía una situación compleja debido a las expulsiones reiteradas y al inconveniente que tuvo ayer (fue agredido verbalmente en un supermercado, mientras se encontraba con su esposa)", agregó Quintabani al término del entrenamiento del martes.

El colombo-argentino sabe que el reto que le espera es grande, porque ahora está contra las cuerdas y sólo le sirve ganar para lograr un cupo en las semifinales del campeonato.

Un resultado adverso de aquí en adelante sería su primer punto de partida para cumplir con el pacto al que llegó con las directivas del equipo, en el que aseguró que se marchará sin cobrar indemnización alguna el día que Millonarios quede eliminado.

Pero Quintabani no se da por vencido porque según él, "tenemos el partido de la ciudad, el del pueblo (ante Santa Fe) y tomémoslo como punto de partida".

Para ese juego Millonarios tendrá además del cambio drástico en cuanto al rendimiento deportivo, otro factor que alterará su planteamiento. Se quedó sin hombres de creación.

Ante la salida de Marinelli, el equipo se quedó sin hombres de creación, toda vez que Sherman Cárdenas, el otro volante ‘10' de Millos, está con una lesión en la parte anterior del muslo izquierdo y podría estar alejado de las canchas durante varios días.

"Las directivas son un desorden"

Finalmente Quintabani cuestionó duramente el comportamiento de Carlos Robledo, directivo quien salió el lunes a señalar no sólo que el seleccionador debía renunciar, sino que también dio el nombre de seis jugadores con los que se iba a negociar la salida.

"Fue un desorden de parte de los directivos. No pueden andar como ruedas sueltas hablando cada uno por su lado. Debe haber un vocero oficial", manifestó el técnico de Millonarios.

Para él fue un abuso que se empezara a hablar de un "supuesta cifra" de indemnización, porque "me siento agredido en lo personal y lógicamente en lo familiar. No deben hablar de cosas que no son".

Temas relacionados