A Millonarios le pasó factura otra 'Chiquillada'

El técnico Luis Augusto 'chiqui' García aún no encuentra el equipo ideal.

Si a Mauricio Casierra le había costado en su regreso una semana atrás, el retorno de Óscar Córdoba al arco albiazul tampoco fue el mejor frente al Huila, aunque el técnico García asume la responsabilidad en sus decisiones. 

Varias cosas dejó en claro Luis Augusto García una vez se oficializó su regreso al banquillo de Millonarios en mayo pasado, pero tal vez la que más reiteró, y a manera de promesa incluso, fue la de abrirles espacio a los jóvenes de las divisiones menores en el plantel profesional.

Nadie mejor que ‘El Chiqui’ para extraer lo mejor de la cantera, si se venía desempeñando como su coordinador general, y por eso aparecieron en el primer equipo los Subero, Tello, Vásquez, Cuero y Franco, entre otros. De hecho, varios de ellos jugaron en el remate del ‘Todos contra Todos’ del Apertura, bajo las órdenes de Nilton Bernal.

Arrancó la Mustang II y García, consciente de la difícil situación económica de la institución capitalina, se la jugó con la base de la nómina del primer semestre, a la que quiso complementar con las nuevas promesas y una de ellas contó desde el inicio del torneo con la venia del entrenador bogotano.

El mediocampista cucuteño que en dos semanas cumplirá 20 años, Edson Ómar Vásquez, se ganó un lugar en la titular albiazul y a fe que en los juegos contra Júnior, Quindío y Tolima gozó de tal privilegio. Pero como en la derrota con el vinotinto en Bogotá no tuvo la regularidad de los dos primeros partidos, el sábado tuvo que esperar su oportunidad en el banco.

García, que una semana atrás, había asumido la responsabilidad por la alineación de Mauricio Casierra, autor del autogol que desequilibró el marcador contra los tolimenses, cuando sumaba apenas cinco entrenamientos, le volvió a apostar a la experiencia y por partida triple frente al líder de la Mustang II.

Óscar Córdoba, a quien el DT considera su arquero de confianza, regresó al arco en lugar de José Fernando Cuadrado, que ahora tendrá como única competencia la Copa Colombia, en la que ya incluso atajó a mitad de semana frente a Centauros por la octava fecha. Ricardo Ciciliano ocupó la plaza de Vásquez, mientras León Darío Muñoz comandó el ataque embajador.

Cada quien intentó engranar en el esquema, pero bastó el primer error de uno de ellos para que la noche cambiara por completo. El meta dio rebote, tal y como aconteciera en el primer clásico del Clausura anterior contra Santa Fe, y el rival no perdonó con el juvenil Jáner Guazá.

“Más allá de la jugada infortunada de Óscar, donde aparte de una desatención en marca el balón le hace un extraño, creo que regalamos el primer tiempo, nos equivocamos en la estrategia de querer jugar con pelotas largas, cuando la talla de los jugadores del Huila terminó imponiéndose”, fue el balance de ‘El Chiqui’, quien además reconoció que tanto Ciciliano como Muñoz “no están en su mejor momento todavía y por eso empecé a darles fútbol para que alcancen la forma ideal”.

“Traté de bloquear el balón con todo el cuerpo, quise agacharme para que no se me fuera a pasar, pero me brincó y le quedó servido al delantero”, explicó Córdoba, al que algún sector de la afición le atribuía la derrota, hasta que apareció Vásquez, que ingresó en el complemento, para evitar el que habría sido el quinto revés albiazul en sus últimas siete presentaciones en el Nemesio.

Igual los de García sumaron apenas un punto de seis en sus dos presentaciones consecutivas en casa y llegaron a cinco unidades, de las 12 disputadas en el Clausura, por lo que el arquero es el primero en aceptar que “en estos torneos cortos hay que sumar rápido y debemos ir a Cúcuta a mejorar ese promedio, que por ahora no nos acompaña”.

‘El Pipa’ volvió, pero no alcanzó

Anthony de Ávila reapareció este domingo con América a sus 45 años de edad y los 13 minutos que estuvo en el campo no fueron los de la suerte, porque el rojo de Cali apenas empató a un gol con Pasto en el Pascual.