Las diferencias tienen frontera

En el General Santander volverán a cruzarse Jorge Luis Pinto y Luis Augusto García, técnicos que superan el pasado que los distanció.

Las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela no atraviesan por su mejor momento y justo cuando la crisis parece agudizarse, en la principal ciudad fronteriza con el vecino país, dos técnicos que en el pasado tuvieron marcadas discrepancias, hoy se enfrentan de nuevo en un gramado sin ánimo de revancha alguno.

Jorge Luis Pinto y Luis Augusto García se verán otra vez las caras en el General Santander, donde Cúcuta y Millonarios abren la quinta fecha de la Copa Mustang II en un partido en el que el único objetivo de ambos es la victoria, nada más.

Y el primero en dejarlo en claro fue El Chiqui, al afirmar que “con todo respeto, considero que es algo irrelevante el tema de los técnicos y que es falta de creatividad de los periodistas enfocar siempre los partidos por ese lado. Nosotros nos hemos preparado para ir a hacer un buen partido y sumar, como contra todos los rivales”.

Pinto, en algo que parecería un imposible años atrás, coincidió con el DT bogotano y aparte de resaltar que “ambas instituciones están, de lejos, por encima de quienes las dirijan”, considera que “las personas que a estas alturas todavía se enfrasquen en ese aspecto, es porque no tienen nada más de qué hablar”.

El estratega santandereano prefiere más bien definir el juego de este sabado en la tarde (4:00, Telmex y UNE), como “uno de los más importantes del torneo por todo lo que representa, ya que Millonarios siempre será un rival atractivo en Cúcuta, es complicado por la nómina que tiene y sin duda es una gran motivación para nosotros ganarle”.

Atrás dejan ambos entonces las polémicas a finales de los 80, cuando el santandereano dirigía a Santa Fe y el bogotano a Millonarios, como también los duelos que traspasaron fronteras y se instalaron en Perú en la década siguiente, al ser los timoneles de Alianza Lima y Sporting Cristal, respectivamente.

Y aunque no alcanzaron a coincidir, el destino también los pondría en Costa Rica, donde García estuvo en el banquillo del Saprissa y Pinto en los de Liga Deportiva Alajuelense y la selección centroamericana. Pero ahora que se volverán a cruzar, el morbo en cierta forma apareció durante la semana, sobre todo por el cambio de horario del encuentro entre rojinegros y albiazules.

En principio, el partido estaba programado para las 8 de la noche de hoy, pero los directivos motilones solicitaron adelantarlo a las cuatro de la tarde, argumentando problemas en la iluminación del máximo escenario cucuteño, pedido que fue atendido por la Dimayor y aceptado a regañadientes por los visitantes.

Así lo confirman las palabras de García: “Prefiero no fijarme mucho en el horario y que mis futbolistas dejen de preocuparse tanto por el calor que hará, ya que a los rivales también les va a pegar la temperatura. Tampoco se puede negar que ese es un factor que influye y si no fuera así, no mandarían cartas ni pedirían cambios de horario, porque el sábado pasado hubo un concierto en ese estadio hasta la medianoche y al otro día amaneció el alumbrado dañado”.

Al respecto, la respuesta, o más bien “aclaración” de Pinto, apuntó a que le resulta “indiferente el tema, tanto que nosotros preferimos muchas veces jugar de noche porque se desgasta menos el jugador y corre más, pero lo del daño de las torres fue algo fortuito”.

De todas formas el partido se jugará y puede que primero se dé el estrechón de manos entre Uribe y Chávez que el de los técnicos, quienes en cada banco simplemente buscarán dar otro paso que les acerque de nuevo a la gloria, la que ya conocieron en nuestro país defendiendo esos mismos colores.

Duelo de rojos en El Campín

Fortalecido por haber roto una racha de 16 partidos sin ganar como visitante, Independiente Santa Fe recibirá este sábado en la tarde (6:20 por el canal RCN) al Medellín, en el segundo juego de la quinta fecha de la Copa Mustang II.

El conjunto cardenal no podrá contar con el arquero Agustín Julio ni con el volante Yulián Anchico, quienes están con la selección de mayores en Estados Unidos, mientras los paisas sufrirán la ausencia de Luis Fernando Mosquera, también con el combinado patrio, y Jackson Martínez, lesionado.

El duelo en el estadio El Campín será dirigido por el árbitro Ímer Machado.

El compromiso que cierra la jornada sabatina será Chicó-Pereira, en el estadio La Independencia de Tunja.

Los ajedrezados intentarán conseguir su segunda victoria en casa ante el equipo que, por ahora, es el más firme candidato a jugar en la Primera B en 2010, pues ocupa el último lugar en la tabla del descenso.

Los matecañas llevan 108 puntos en esa clasificación, dos menos que Deportivo Pasto.

Temas relacionados