Léider Preciado y Carlos Valdez, el pasado en presente

En el duelo entre América y Santa Fe, los dos jugadores enfrentarán al club del que fueron capitanes.

“Debemos arrancar contra Santa Fe”

¿Llega más necesitado América que Santa Fe?

Obvio. Necesitamos los puntos, mientras Santa Fe viene un poco más tranquilo porque es tercero. Nosotros en cambio somos penúltimos, no hemos ganado ningún partido pero estamos en nuestra casa y la debemos hacer respetar de una vez por todas.

¿Por qué les ha costado tanto ganar?

Creo que el partido de la primera fecha contra Cúcuta nos afectó, lo teníamos ganado en una cancha difícil y al final nos empataron en el último minuto. Pero en  los demás, pienso que se han jugado muy buenos partidos, aunque los resultados no se dieron.

¿Los refuerzos no se han acoplado?

No creo, ya van varios partidos y el equipo siempre sale a buscar esa victoria que nos ha resultado esquiva, pero está claro que debemos arrancar contra Santa Fe y sumar de a tres.

¿La crisis económica también juega en el presente escarlata?

Puede o no afectar, uno es profesional y sale a entregarse igual. Tal vez si fuésemos arriba en la tabla, ni mencionarían ese aspecto, pero lo más importante es ganar el primer partido para que todo cambie y no pensar tanto en la plata, porque tarde o temprano las cosas se van a arreglar en el América.

¿Qué le ha aportado al plantel la llegada de Ántony de Ávila?

Es una persona que constantemente les está dando ánimo, consejos y tranquilidad a sus compañeros, porque es serio en sus cosas y uno aprende de todo eso. En lo futbolístico tiene mucho por dar todavía y para los que no lo vieron, aún pueden disfrutar de ese gran jugador que se retiró joven y que en los entrenamientos muestra ese vigor.

¿Qué opina de Santa Fe?

No hablo nada de Santa Fe, porque no hago parte de él. Si le va bien, me alegra por la hinchada que se lo merece, ya que es muy sufrida, pero por lo demás, cada quien hace su trabajo.

¿Con cuáles ex compañeros quiere saludarse el domingo?

La verdad es que cuando salí del equipo, los únicos que me llamaron fueron Jairo (Suárez) y (César) Valoyes, así que el contacto es casi nulo.

“Tendré sentimientos encontrados”

¿El presente de Santa Fe da para ilusionarse?

Ojalá que sí, porque queremos que la hinchada nos acompañe y crea en este grupo, que está manejando todo con mucha tranquilidad porque el pensamiento siempre ha sido el de sacar los tres puntos con argumentos y creo que Santa Fe lo está haciendo.

¿El equipo se hace fuerte de atrás hacia adelante?

Creo que juego tras juego cada línea se va acoplando de la mejor forma y eso se está reflejando en los resultados.

Llevan dos partidos sin recibir goles…

Eso es algo que con el trabajo y el transcurrir de los partidos nos ha permitido ir ganando en confianza, pero es el fruto de un esfuerzo colectivo, no sólo de los defensas, porque por ejemplo los delanteros y compañeros que no han tenido la oportunidad de jugar, en cada entrenamiento nos están exigiendo y le apuestan con todo a este proceso.

Usted fue de los pocos refuerzos para este torneo, pero no necesitó de adaptación para ganarse un puesto…

Por la confianza que me brindaron desde un principio los compañeros, el cuerpo técnico y los directivos. Aparte de lo que sé que puedo dar, la gente de Santa Fe me ha arropado muy bien y me ha hecho sentir como en familia, entonces eso es fundamental para alguien que llega a un grupo nuevo.

¿Tanta confianza como para buscar el gol, tal cual sucedió frente a Equidad?

Cuando puedo desdoblarme lo hago y ojalá pueda marcar pronto con el equipo.

¿Y en el Pascual lo buscará también ante su antiguo club?

Si se da la oportunidad, por supuesto que sí, pero siempre teniendo en cuenta que mi prioridad es la de defender, antes que la de atacar.

¿De llegar a marcarle al América, celebraría el gol?

No, no creo, porque es una institución a la cual le debo mucho y por respeto a una afición que siempre se portó de la mejor manera conmigo.

¿Se imagina cómo lo recibirán en la que fue su casa?

Va a ser una experiencia bien bonita que afronto con ilusión, deseos y muchos sentimientos encontrados, pero hoy gracias al América tengo la oportunidad de vestir esta gran camiseta, con la que tengo un gran sueño.