Shevchenko debuta con gol en su regreso al Dinamo Kiev

El delantero ucraniano anotó el tanto desde el punto penalti.

El ucraniano Andrei Shevchenko debutó el lunes con el Dinamo Kiev, equipo en el que ha recalado tras abandonar el Chelsea inglés, con un gol de penalti en un partido de liga disputado en el estadio Valeri Lobanovsky.

El delantero, que salió en la segunda parte, marcó en el tiempo añadido al materializar una pena máxima en la portería del visitante Metallurg, según informó la página web del club.

Tras anotar su primer gol con la camiseta del Dinamo desde que dejó el club en 1999 para fichar por el Milán, "Sheva", como es conocido en Ucrania, corrió a celebrarlo con los aficionados como si se tratara de una final.

El técnico ruso del Dinamo, Valeri Gazzáev, se mostró encantado con la llegada de Shevchenko al equipo, aunque matizó que a éste aún "le falta mejorar su preparación física".

"Los compañeros le buscaron para que marcara. Tuvo tres o cuatro oportunidades de anotar. Hemos visto que la clase no la ha perdido", dijo en rueda de prensa.

Shevchenko, de 32 años, firmó el sábado un contrato por dos temporadas con el club donde se crió a las órdenes del legendario técnico ucraniano y seleccionador soviético Lobanovsky, que fue como un padre para el jugador.

En esa época formó con el menudo Rebrove una histórica dupla en las filas Dinamo Kiev, que aplastó entonces al Barcelona y al Real Madrid, y alcanzó las semifinales de la Liga de Campeones en 1999, donde fue eliminado por el Báyern Múnich.

Tras marcharse de Kiev, el delantero jugó siete temporadas consecutivas en el Milán italiano y anotó 127 goles.

En 2006, fue vendido al Chelsea londinense por 30,8 millones de libras, y tras dos temporadas marcadas por lesiones, fue cedido el año pasado al Milán.

Al regresar a Londres, Shevchenko se encontró con que no entraba en los planes del técnico del Chelsea, el italiano Carlo Ancelotti, por lo que decidió regresar a Kiev.

"Balón de Oro" en 2004, el delantero ucraniano logró cinco títulos de Liga con el Dinamo Kiev y se alzó con la Liga de Campeones con el Milán en 2003 en la tanda de penaltis.